5 de mayo de 2006

Caribe.- El Freedom of the Seas, el crucero más grande del mundo, viajará a Nueva York y recorrerá el Caribe

SOUTHAMPTON (REINO UNIDO), 5 May. (EUROPA PRESS) -

El barco de cruceros más grande del mundo, el Freedom of the Seas, zarpó esta semana del puerto de Southampton (Reino Unido) hacia Nueva York. Tras ser presentado en sociedad ante el mercado europeo con una travesía por el Canal de la Mancha, el buque, con capacidad para 4.375 pasajeros y 1.360 tripulantes, llegará a la Gran Manzana el 10 de mayo, antes de dirigirse a Miami, desde donde realizará cruceros por el Caribe.

Esta ciudad flotante de 338 metros de largo, 56 metros de ancho, 14 plantas y 160.000 toneladas, cuenta entre sus instalaciones con 10 restaurantes y 16 bares, un teatro para 1.350 espectadores, pista de hielo, rocódromo con 11 rutas de escalada y una piscina para practicar surf. El buque, propiedad de la compañía Royal Caribbean, fue contruido en Turku (Finlandia) y ha supuesto una inversión de 870 millones de dólares (690 millones de euros).

El nuevo coloso de los mares, que toma el relevo al Queen Mary 2,cuenta con pista de footing, piscina para deportes acuáticos, centro de fitness y aeróbic, ring de boxeo, pista de patinaje sobre hielo y minigolf de nueve hoyos. También dispone de un completo spa, donde se ofrecen desde masajes con algas o piedras volcánicas a servicios de peluquería, manicura, pedicura o acupuntura.

El barco tiene además diversas piscinas y zonas de solarium y un pequeño parque acuático con toboganes y cascadas. Las propuestas de ocio a bordo se completan con las obras musicales y de magia del teatro Arcadia, con capacidad para 1.350 personas; espectáculos de patinaje sobre hielo; un casino y las tiendas, restaurantes y bares de la Royal Promenade, un bulevar de más de un centenar de metros.

La directora general de Royal Caribbean Cruises España, Belén Wangüemert, destacó en declaraciones a Europa Press que el Freedom of the Seas "no sólo es el barco más grande del mundo", sino que ofrece "toda una variedad de opciones a bordo". "La grandeza del Freedom of the Seas y lo que representa es la esencia de nuestra marca, la posibilidad de hacer cosas tan insólitas como escalar en un rocódromo, patinar sobre hielo o hacer surf en una piscina", añadió.

Entre las novedades que presenta el Freedom of the Seas también figuran nuevas categorías de camarotes, dirigidas principalmente a acoger a familias enteras o grupos de amigos. Entre ellas, destaca la Presidential Family Suite, el mayor camarote de los cruceros de Royal Caribbean, con capacidad para 14 personas. El buque cuenta con 1.817 camarotes (1.084 exteriores y 733 interiores), equipados con televisión de pantalla plana, baño privado, minibar y aire acondicionado.

El barco comenzará a realizar cruceros por el Caribe a principios de junio, recorriedo Cozumel (México), George Town (Islas Caimán), Montego Bay (Jamaica) y Labardee (isla de Hispaniola). Sustituirá en el Caribe al Voyager of the Seas, que este verano realizará travesías desde Barcelona, convirtiéndose en el mayor barco de cruceros que surcará el Mediterráneo, con capacidad para 3.800 pasajeros.

Belén Wangüemert afirmó que el mercado español está "en continua expansión" y ofrece a la compañía "una gran oportunidad de crecimiento". Subrayó que Royal Caribbean "ofrece un producto distinto adaptado al mercado español", y añadió que el Voyager of the Seas es "una versión reducida del Freedom of the Seas", con una galería comercial en el interior, acomodaciones exteriores con balcón, rocódromo y pista de patinaje sobre hielo. "No esperamos que todo el mundo practique escalada o que patine sobre hielo. Pero al cliente de Royal Caribbean le gusta sentirse parte de la experiencia de este tipo de cruceros", afirmó la directiva.

En cuanto al tipo de cliente de los cruceros de Royal Caribbean, Wangüemert indicó que se trata de "una persona joven de espíritu, no sólo de edad". "Hay muchas familias y tenemos un programa para niños con instalaciones dedicadas para ellos, por grupos de edades y con monitores. Es un producto para familias y para parejas, y asequible al bolsillo. A bordo del Freedom of the Seas un crucero de una semana está entre los 800 y 900 euros por persona todo incluido", concluyó.

El Freedom of the Seas se mantendrá como el barco de cruceros más grande del mundo hasta 2009, cuando Royal Caribbean lanzará al mercado el Génesis, un buque de 220.000 toneladas de peso con capacidad para 5.400 pasajeros.