8 de junio de 2016

El caso de Yecenia Armenta, la mexicana violada y torturada por un delito que nunca cometió

El caso de Yecenia Armenta, la mexicana violada y torturada por un delito que nunca cometió
YOUTUBE

CIUDAD DE MÉXICO, 8 Jun. (Notimérica) -

La mexicana, Yecenia Armenta Graciano, encarcelada desde julio de 2012 por la Policía Ministerial de Sinaloa por haber confesado el asesinato, que nunca cometió, de su marido Alfredo Cuén Ojeda, tras ser torturada por agentes de la Policía de México durante una sesión de 15 horas de golpes, vejaciones y violación, ha sido puesta en libertad este martes por decisión de un juez del norte del país, según ha informado Amnistía Internacional.

Armenta ha salido esta mañana de la cárcel con síntomas de abatimiento, acabando así con cuatro largos años de lucha por algo que nunca cometió.

El caso de Armenta fue seguido por organismos públicos de Derechos Humanos de México y expertos independientes que concluyeron que había sido torturada, y tomado por la ONG Amnistía Internacional como un abanderado de la lucha contra los encarcelamientos irregulares en México.

Durante este tiempo, la defensa de su caso la ha ejercido la abogada Gabriela Carreón, que forma parte del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y de la Campaña 'Rompiendo el Silencio: Todas Juntas contra la Tortura Sexual'. Aseguró que en el primer proceso judicial, la única prueba en contra de la joven seguía siendo la confesión firmada bajo tortura.

"No hay ninguna razón por la cual no deba ser puesta en libertad y sea desestimada de los cargos, además no hay pruebas evidentes de la culpabilidad de Yecenia y la única prueba es obtenida bajo tortura. Los policías que están involucrados ni siquiera han sido separados del servicio, es un escándalo con todas las palabras", aseguró el Director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán para el diario 'Noroeste'.

Este fue uno de los motivos por los que se presentó un recurso de amparo en contra de la tortura consiguiendo una resolución favorable
de una juez federal de distrito, que sentenció que Yecenia había sido víctima de tortura, otorgándoles un gran valor a los dictámenes de organizaciones internacionales que a través de varios estudios mostraban las secuelas físicas y psicológicos de Armenta.

Esta juez pidió que la confesión firmada fuera quitada del expediente judicial por violar los Derechos Humanos. Tras elevarse a un tribunal colegiado, el caso se trasladó a la Corte Suprema que lo ha admitido a trámite. Esta decisión por sí sola "ya sentaba un precedente", según la abogada.

UN CASO DE TORTURA ENTRE MUCHOS

"La increíble crueldad de la tortura que sufrió Yecenia es parte de las actividades diarias de las policías mexicanas, quienes rutinariamente presentan evidencias ilegales en investigaciones penales en todo el país. Su puesta en libertad da una luz de esperanza a aquellas personas encarceladas injustamente en México," dijo la Directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas.

El caso de Yecenia es sólo uno de los miles que ha documentado Amnistía Internacional en México. Según el último informe en este país publicado en octubre de 2015, "la epidemia de tortura" en este país "ha alcanzado niveles catastróficos con más del doble de denuncias de asfixia, violaciones y otros tipos de abuso sexual, choques eléctricos y golpes en todo el estado".