9 de mayo de 2007

CELAM.- Sao Paulo se prepara para la llegada del Papa, en medio de la lluvia y los atascos

SAO PAULO, 9 May. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

La ciudad de Sao Paulo ultima esta tarde, en medio de la lluvia que comenzó a caer ayer y los atascos en el centro de la ciudad, los detalles para recibir al Papa Benedicto XVI en su primer viaje a Brasil y el más largo de su Pontificado. Durante su visita de cinco días, el Pontífice se reunirá con el presidente del país, Luis Ignacio 'Lula' Da Silva, e inaugurará la V Conferencia General del Episcopado de Latinoamérica y Caribe.

El avión papal, que ya se encuentra sobrevolando el país, tiene previsto aterrizar a las 16:30 horas (hora local, 21:30 horas en la España peninsular) en el aeropuerto de Guarulhos, donde el Santo Padre será recibido por el presidente brasileño, así como por representantes del Episcopado brasileño. En ese momento será cuando el Papa pronuncie sus primeras palabras en suelo brasileño.

Después, el Sumo Pontífice será trasladado en helicóptero hasta el aeropuerto de Campo de Marte, donde saludará a las autoridades locales. Finalmente, utilizará el 'papamóvil' para llegar hasta el Monasterio de Sao Bento, donde permanecerá hospedado durante los días que estará en Sao Paulo, aunque la lluvia podría obligar a suspender el recorrido. A su llegada al monasterio, saludará a los brasileños desde un balcón. Cientos de personas esperan desde esta mañana frente al balcón, a pesar del frío y la lluvia, la llegada del Santo Padre.

Mientras tanto, las autoridades brasileñas han desplegado dispositivos especiales de seguridad y de tráfico. En los dispositivos de seguridad de la denominada 'Operación Arcángel' participarán hasta 7.000 agentes, entre policías militares, civiles y miembros del Ejército. Miembros de la Policía federal tenían previsto iniciar una huelga esta semana, pero por respeto a la vista del Papa, la movilización fue postergada.

Por lo que respecta al tráfico, esta mañana comenzaron los cortes en las calles próximas al Monasterio de Sao Bento, que permanecerán hasta el próximo viernes, cuando Benedicto XVI salga para la ciudad de Aparecida, donde inaugurará la V Conferencia del Episcopado de América Latina y Caribe. A pesar de las orientaciones dadas por la Compañía de Ingeniería de Tráfico (CET, en sus siglas en portugués) para que los conductores eviten las calles del centro de la ciudad, los atascos han sido inevitables.

Asimismo, la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM) tiene previsto registrar un récord de pasajeros durante los días que el Papa estará en la ciudad. En concreto, la CPTM estima que unos 200.000 pasajeros se vendrán a sumar a los 1,5 millones de personas que utilizan cada día el metro en Sao Paulo.