17 de julio de 2016

¿Por qué se celebra el Día de la Alegría Nacional cada 17 de julio en Nicaragua?

¿Por qué se celebra el Día de la Alegría Nacional cada 17 de julio en Nicaragua?
WIKIMEDIA COMMONS

MANAGUA, 17 Jul. (Notimérica) -

Una estela de muerte y sufrimiento quedó tras Anastasio Somoza Debayle la noche del 17 de julio de 1979, cuando el dictador decidió, finalmente, abandonar Managua (Nicaragua) y huir a Miami (Estados Unidos), después de gobernar el país de manera opresiva durante cinco años.

Junto a él y en un avión privado, Somoza se llevó los restos de su padre y su hermano, que habían sido sustraídos de sus tumbas y depositados en cajas metálicas, a cambio dejó al país iberoamericano sumido en una profunda crisis como consecuencia de años de violaciones de los Derechos Humanos por parte de su Gobierno y la Guardia Nacional.

El pueblo se levantó triunfante esa noche y expectante de un clamor democrático que se había ido forjando en las décadas anteriores, cuando solo predominaba la censura y la vigilancia policial.

Hijo del también presidente y dictador de Nicaragua, Anastasio Somoza García, que se mantuvo en el poder entre 1937 y 1956, Debayle se mostró, al igual que su padre, a favor de la intervención estadounidense, un hecho que, una vez más, le permitió alcanzar el poder en el país.

Tras el asesinato de su padre, fue su hermano, Luis Somoza Debayle, el que llegó al Gobierno, ¡sin embargo, su mandato duró poco, ya que murió en abril de 1967 como consecuencia de un ataque al corazón.

A pesar de esto, los nicaragüenses no lograron poner fin a la represión del clan Somoza, ya que el nuevo fallecimiento solo logró propulsar la carrera política de Anastasio Somoza Debayle, utilizando también para ello la fuerte represión de la Guardia Nacional.

Con el paso de los años, la imagen de Somoza se relacionó, inevitablemente, con la de los propios agentes, que cobraban altos sueldos --cercanos a los 75 dólares mensuales--, unas cantidades desorbitadas que podrían llegar a duplicarse o triplicarse en el caso de los altos cargos.

La Guardia se convirtió rápidamente en la clase alta del país, con hospitales, centros educativos, playas y zonas residenciales propias, de manera que no tuvieran mayor interacción con el resto de los ciudadanos.

El terror se extendió entre los nicaragüenses, que sufrieron un estado de sitio --régimen de excepción que otorga grandes facultades a las Fuerzas Armadas-- hasta el año 1979. La censura también se encontraba a la orden del día.

De este modo, se prohibió la difusión de la mayor parte de los medios de comunicación considerados como 'opositores', incluido el diario local 'La Prensa', hechos que fueron denunciados por numerosas organizaciones de Derechos Humanos.

Finalmente, el 17 de julio de 1979 a las 2:00 (hora local), el dictador abandonó el país en dirección a Norteamérica y poniendo fin al régimen somocista. Años más tarde, viajaría a Guatemala y después a Paraguay, donde sería asesinado por un guerrillero argentino del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Desde entonces, cada 17 de julio el pueblo nicaragüense sale a las calles para conmemorar su fiesta grande y recordar su liberación de los somocistas, la recuperación de la democracia y también, su desvinculación definitiva con Estados Unidos.