4 de abril de 2011

Centroamérica.- Incendios forestales ponen en alerta a Guatemala y Honduras

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Guatemala y Honduras han activado las alertas ante el aumento de las temperaturas a causa de los incendios forestales, cuyos efectos comienzan a sentirse en otros países de Centroamérica como Nicaragua, donde las autoridades han emprendido acciones para evitar que el humo perjudique a las poblaciones fronterizas.

Los departamentos de Petén, Zacapa y Jalapa, en Guatemala, se encuentra en alerta por 15 incendios que permanecen activos por la ola de calor que ha azotado a la zona este de ese país, según datos de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).

El portavoz de la CONRED, David de León, ha confirmado que durante la semana pasaba contabilizaron más de 50 incendios, mientras en enero fueron 41, en febrero 89 y en marzo 165, informa la agencia Prensa Latina.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) ha advertido de que la época de frío concluyó el pasado 31 de marzo y que, a partir de ahora, los termómetros comenzarán a subir superando los 30 grados en algunas ciudades.

AEROPUERTOS CERRADOS

En Honduras, tres de los cuatro aeropuertos internacionales han tenido que interrumpir temporalmente sus operaciones en los últimos días debido a la nube de humo provocada por los incendios forestales que, en lo que va de año, han arrasado con más de 6.000 hectáreas.

Las terminales aéreas afectadas son Toncontín, en Tegucigalpa; La Mesa, en la ciudad de San Pedro Sula; y Golosón, en la localidad de La Ceiba.

Expertos del Servicio Meteorológico Nacional han alertado de que la nube de humo proveniente de los incendios podría tornarse más densa en los próximos días debido a situación geográfica de Tegucigalpa, donde hay poca circulación de vientos, informa el diario local 'El Heraldo'.

Las consecuencias de los voraces incendios en Honduras comenzaron a sentirse la semana pasada en los bosques de pino situados en Nicaragua, específicamente, en los departamentos fronterizos de Nueva Segovia y Madriz.

La Dirección Regional de la Defensa Civil de Nicaragua trabaja en conjunto con las brigadas comunitarias ambientalistas, y los bomberos profesionales y voluntarios para evitar que las llamas provenientes de Honduras continúen expandiéndose, informan medios locales.

"Los puestos de observación activados, las patrullas de exploración ecológica trabajan de forma permanente", ha afirmado el jefe de Defensa Civil, Álvaro Rivas, en declaraciones a la prensa.