8 de octubre de 2016

César Milstein, una mente brillante

BUENOS AIRES, 8 Oct. (Notimérica) -

Modesto, estricto y conservador, una de las mentes más brillantes de la química con un premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre los cuerpos monoclonales, César Milstein cumpliría este sábado 89 años.

Nacido en Bahía Blanca (Buenos Aires) en el seno de una familia judía ucraniana, Milstein estudió en la Universidad de Buenos Aires donde se licenció en Ciencias Químicas en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales cuando tenía 25 años. Cuatro años después recibió su doctorado en Química, además de un premio especial por parte de la Sociedad Bioquímica Argentina por su tesis sobre enzimas.

Milstein consiguió una beca por la Universidad de Cambridge donde adquirió su segundo doctorado en 1960, trabajando bajo la dirección del bioquímico molecular Frederick Sanger.

Tras esta beca, el químico argentino regresó a su país en 1961 para hacerse cargo de la División de Biología Molecular del Instituto Nacional de Microbiología, en el que solamente estuvo un año en el cargo debido al golpe militar de 1962, momento en el que tuvo que volver a Inglaterra porque durante su juventud había militado en el movimiento anarquista.

A los 36 años regresó a Cambridge para formar parte del Laboratorio de Biología Molecular donde trabajó en el estudio de las inmunoglobulinas, adelantando el entendimiento acerca del proceso por el cual la sangre produce anticuerpos --proteínas encargadas de combatir a la presencia de cuerpos extraños o antígenos--.

A partir de este estudio desarrolló junto al biólogo alemán Georges Köhler una técnica para crear anticuerpos con idéntica estructura química, que denominó 'anticuerpos monoclonales'.

En 1983 fue nombrado jefe y director de la División de Química, Proteínas y Ácidos Nucleicos de la Universidad de Cambridge. Un año después, recibió el Premio Nobel de Medicina por su trabajo en el desarrollo de anticuerpos monoclonales.

La mente brillante de la química siempre mantuvo entre sus postulados que su descubrimiento era propiedad intelectual de la humanidad y nunca llegó a registrar ninguna patente por su laureado. De acuerdo con sus convicciones libertarias, su trabajo carecía de interés económico y solo poseía interés científico.

En 1987, durante una visita a Bahía Blanca en el marco de un Congreso Internacional sobre Anticuerpos Monoclonales en Oncología, Milstein recibió el título de Honoris Causa por la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca a modo de reconocimiento por sus logros académicos.

Otro de los galardones que se le otorgaron fueron el Premio Konex de Brillante, de la Fundación Konex, junto al prestigioso médico cardiocirujano René Favaloro por su legado a las Ciencias y Tecnología de Argentina.

Nueve años después y víctima de una afección cardiaca, César Milstein fallecía el 24 de marzo de 2002 en la ciudad inglesa que le vio desarrollarse como una de las mentes más brillantes de la química argentina y mundial.

EL DOCUMENTAL SOBRE LA VIDA DE CÉSAR MILSTEIN

El último premio Nobel argentino fue un hombre de inquietudes políticas al que le encantaba viajar y del que un documental ha querido recordar su persona de forma única y emocional, tal y como recoge 'Crítica de la Argentina'.

Ana Fraile, su sobrina nieta ha sido la responsable de inmortalizar a César Milstein en esta grabación llamada 'Un Fueguito' que trata sobre la situación de los jóvenes investigadores que se fueron del país y que querían regresar.

'Un Fueguito' revela áreas desconocidas por muchos de la personalidad mislteniana: su infancia en Bahía Blanca, su asociación del peronismo con el fascismo y el autoritarismo. Según Fraile, "a César le daba dolor de panza todo lo que sea militar, el autoritarismo. Era muy liberal".

El documental surgió a partir de la muerte del químico, cuando, según Fraile, "para el funeral nos pidieron a los familiares que mandásemos alguna palabras. Yo elegí el cuento 'Un mar de fueguitos' de Eduardo Galeano. Para mí César representaba eso. No me salía lo que quería decir en mis propias palabras pero sí había encontrado en las palabras de Galeano lo que quería decir. Lo tradujeron y lo leyeron en el funeral", recuerda.

La sobrina de Milstein explicó que la idea de realizar una película resurgió pero modificada, ya que "en 2004 fui a Inglaterra y visité a Celia, la esposa de César y ahí le propuse volver a retomar el proyecto original pero ahora sobre la vida de mi tío. Aceptó y me puse a investigar".

El resultado de esta película sobre su vida es 'Un Fueguito', un documental realizado junto a Lucas Scavino que recuerda de forma íntima y personal a uno de los héroes olvidados de la historia de argentina.