12 de junio de 2007

Chile.- Un acuerdo de última hora pone fin a la huelga del transporte público en Santiago de Chile

SANTIAGO, 12 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Claudia Riquelme) -

Los sindicatos de chóferes y la empresa SUBUS Chile, de capitales colombianos, llegaron esta noche a un acuerdo de aumento de remuneraciones y anunciaron que, a partir de hoy martes 12 de junio, reanudarán sus actividades tras una paralización que dejó a más de un millón de personas sin transporte colectivo.

A pesar de tratarse de un conflicto entre privados y sus empleados, el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet intervino como mediados en el problema y el acuerdo fue firmado en la estatal Dirección el Trabajo, bajo la supervisión del viceministro de Transportes, Danilo Nuñez.

La paralización causó incidentes entre conductores partidarios y contrarios a la huelga, medio centenar de arrestados, enfrentamientos con la policía y 1.600 autobuses destruidos por los mismos convocantes de la huelga. El acuerdo permitirá que 1.380 chóferes de la compañía Subus comiencen a operar los 665 autobuses que tienen a su cargo y que permiten movilizar a los habitantes de cuatro puntos extremos de la ciudad.

Los dirigentes sindicales pedían que el sueldo de 615 euros que reciben (435.000 pesos chilenos) subiera hasta los 686 euros (485.000 pesos chilenos). La cifra final del acuerdo fue de 475.000 pesos chilenos, es decir, 676 euros.

La situación puso en jaque al ya cuestionado plan del transportes Transantiago, que se inició el pasado 10 de febrero y que ha implicado grandes complicaciones a los habitantes de la capital chilena, debido a falencias graves en el diseño del plan y a la falta de autobuses.

Otro de los avances del acuerdo fue la inmunidad a los trabajadores que adhirieron a la huelga, mejoramiento de las condiciones de seguridad e higiene en las terminales y un bono por término de conflicto.