12 de enero de 2014

Acusan al Gobierno de "la escalada de violencia" en La Araucanía

Acusan al Gobierno de "la escalada de violencia" en La Araucanía
IVAN ALVARADO / REUTERS

SANTIAGO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Once empresas y organizaciones civiles de La Araucanía han acusado al Gobierno de "aplicar políticas erráticas" con las que "ha alentado la escalada de violencia" en la región chilena, epicentro del conflicto mapuche.

   "Los habitantes vemos con frustración que los gobiernos han aplicado políticas erráticas e incoherentes que sólo han alentado la escalada de violencia en la que termina el actual período presidencial", han dicho en un comunicado.

   En concreto, han denunciado que "el sistema judicial no ha tenido la capacidad, ni la voluntad de aplicar la ley, lo que ha llevado a una sensación de impunidad que estimula la acción de los grupos violentos y genera frustración en las víctimas".

   "De esto modo, se nos niega cada día la justa y básica pretensión de vivir en paz y protegidos por el Estado de Derecho", han afirmado, según ha informado este domingo el diario chileno 'El Mercurio'.

   Los firmantes han recordado que "ni el Estado en su conjunto, pero principalmente el Gobierno, pueden permitir que este clima de violencia e impunidad se establezca en una parte de nuestro territorio".

   Así, han instado al próximo Gobierno de Michelle Bachelet, que comenzará su andadura el 11 de marzo, y al Congreso "a hacerse cargo de la gravedad de lo que ocurre en La Araucanía", al tiempo que han pedido que el proyecto de ley sobre esta región chilena sea una "prioridad" para ambos poderes.

ATAQUES INCENDIARIOS

   En la madrugada de Año Nuevo se produjeron varias explosiones de poca envergadura en distintos puntos de La Araucanía que se suman a la decena que tuvo lugar en la última semana de 2013, lo que hizo temer un resurgimiento de la violencia por el conflicto mapuche.

   El delegado policial en La Araucanía, el general Jorge Rojas, descarto que estos ataques fueran obra de los indígenas mapuche, tal y como se sospechaba, y apuntó como posibles responsables a grupos anarquistas.

   Desde entonces, los incidentes han continuado. En la madrugada del pasado sábado, seis camiones y una excavadora ardieron en la carretera que une las comunas de Carahue y Nueva Imperial.

   El Gobierno de Chile ha insistido en la autoría mapuche. El secretario adjunto de Interior, Rodrigo Ubilla, ha dicho hoy que, al menos el incendio de estos siete vehículos, es obra de la comunidad indígena.

   La Araucanía es la región chilena con mayor concentración de indígenas mapuche, que desde hace años exigen la devolución de sus tierras ancestrales y denuncian un hostigamiento por parte del Gobierno chileno.

   Las autoridades chilenas han negado estas acusaciones y, por el contrario, han apuntado a los nativos como los responsables de numerosos incidentes violentos en la zona, como ataques a fincas y a sus propietarios.