18 de septiembre de 2006

Chile.- Allende recupera en su nueva novela el papel de Inés de Suárez, compañera de Valdivia en la conquista de Chile

Destaca la dificultad de encontrar reseñas históricas de mujeres como Inés porque "la historia la escriben los machos vencedores"

PLASENCIA (CÁCERES), 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La escritora chilena Isabel Allende presentó hoy su su último trabajo 'Inés del Alma mía', una novela centrada en la vida de la placentina Inés de Suárez, compañera del conquistador de Chile Pedro de Valdivia.

La autora se desplazó hoy hasta Plasencia (Cáceres), lugar desde el que partió hacia el nuevo mundo la protagonista de la obra, para realizar la presentación mundial de una novela a la que ha dedicado cuatro años de trabajo debido a la dificultad de encontrar referencias a Inés de Suárez.

"La historia la escriben los machos vencedores, generalmente blancos" por lo que el papel de las mujeres "no figura para nada en la historia", de la misma manera que quedan acallados "los pobres, los indígenas", indicó hoy en un encuentro con los medios de comunicación en Plasencia.

Debido a ello, con el objetivo de estudiar la vida de Inés de Suárez, la autora chilena tuvo que acudir "a las historias y las crónicas de los hombres que convivieron con ella". Isabel Allende apuntó que la idea de indagar sobre la historia de la placentina surgió del hecho de que en los libros de historia de su país la figura de Inés de Suárez aparece descrita "en dos líneas", en su opinión, "porque no era la esposa legítima de Valdivia".

Además, llegó a América siendo pobre, acabó sus días siendo una de las mujeres más influyentes de todo Chile, ya que mientras que los españoles "gastaban a manos llenas el oro", dedicaba sus esfuerzos y riquezas a varios negocios. Además, calificó a esta figura de la historia de Chile como una mujer "gran valor y coraje" que no dudó en defender la ciudad de Santiago "espada en mano".

"Soy Inés Suárez" son las tres palabras que componen la primera frase del libro, que según reconoció hoy es la más importante de cada novela. Esta afirmación situó a la autora dentro de la protagonista, "o a ella dentro de mí". Isabel Allende confesó sentirse muy cerca de la figura principal de su último trabajo, y que incluso ha experimentado los mismos sentimientos que cree embargaron a Inés de Suárez, de quien dijo que "en su caso yo hubiera hecho lo mismo".

El amor jugó un papel fundamental en el desarrollo de la vida de Inés de Suárez, ya que por amor fue a América, por amor permaneció en este continente, y por esta misma razón fundó Santiago. También por amor rehizo su vida después de ser traicionada por el conquistador.

Entre los proyectos de futuro, Isabel Allende dijo que próximamente trabajará sobre la historia de "Lautano", un niño mapuche que es introducido como espía en el campamento español de Santiago de Chile. Para la escritora, se trata de un niño "brillante" que pasó muchos años de su vida como caballerizo del Capitán General Pedro de Valdivia.

Según Allende en esos años "aprendió y descubrió todo lo que tenía que saber de los españoles" en lo referente a caballos y armas, lo que posteriormente le permitió escapar y hacer frente a la invasión de los españoles.

ARGUMENTO

Inés de Suárez (Plasencia 1507- Santiago de Chile 1580) costurera de profesión, viajó al nuevo mundo en busca de su marido, de quien solo recibió referencias a su muerte. El destino le llevó a conocer al conquistador Pedro de Valdivia con quién formó pareja y al que acompañó en la conquista de Chile.

La obra hace amplia referencia a esta conquista y a todas las aventuras que vivieron los primeros pobladores occidentales en la región americana en la que hoy se ubica Chile.

En sus últimos años, Inés de Suárez se casó con uno de los capitanes de Valdivia que más tarde llegaría a gobernador de la ciudad. Inés de Suárez falleció según las crónicas a los 73 años de edad en la ciudad que fundó, Santiago de Chile.