26 de junio de 2006

Chile/Argentina.- Argentina acusará a Chile ante la OMC por las restricciones a la venta de carne

SANTIAGO, 26 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno de Argentina anunció hoy que denunciará a Chile ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) debido a las restricciones impuestas por Santiago a la compra de carne para impedir la adquisición de insumos contaminados con fiebre aftosa.

Chile suspendió la importación de carne argentina, uno de sus principales insumos, en febrero de 2006, cuando se detectó un foco de esta enfermedad en el país vecino, según informa la prensa de Buenos Aires, recogida por los medios chilenos.

El jefe de gabinete del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Carlos Milicevic, afirmó que Chile se ha negado a considerar lo establecido "por la regla de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE), que establece que la carne sin hueso madurada no es transmisora del virus que provoca la aftosa".

"Las restricciones a la carne argentina constituyen barreras paraarancelarias y cuando aparece un caso de aftosa en la región, Chile aplica una regla interna por la cual cierra inmediatamente su mercado por seis meses, pero no considera la regla fijada por la OIE", denunció.

En el momento de suspender las importaciones, el ministro chileno de Agricultura, Jaime Campos, propuso cerrar el comercio para la carne con origen en la zona del foco, pero no al resto del país, siguiendo la línea elegida por Rusia y la Unión Europea (UE), que mantuvieron sus compras de carne a Buenos Aires.

"Chile mantuvo la restricción, que se propone revisar a partir de septiembre, cuando se cumplan 180 días del brote", dijo el periódico, que aseguró que la Casa Rosada "primero llevará el caso ante el Órgano de Solución de Diferencias (OSD) del organismo multilateral.

"Primero se intenta llegar a una conciliación y luego, si las partes insisten en sus posiciones, se convoca a un panel de expertos internacionales de terceros países para que diriman el conflicto", añade 'La Nación'.