25 de octubre de 2007

Chile.-El asesor de Allende dice en los Octubre que el "olvido de las masacres anteriores juega a favor de las futuras"

VALENCIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El abogado que fue asesor de Salvador Allende, Joan Garcés, advirtió hoy, en su intervención en el Congrés de Pensament 2007 que se celebra dentro de los XXXVI Premi Octubre, que "el olvido de las masacres anteriores juega a favor de las masacres futuras". El letrado agregó que "ante un crimen no soy nunca neutral y busco saber quién es el autor y quién la víctima, independientemente de la ideología de cada uno".

Sobre la dictadura franquista que siguió a la Guerra Civil, Garcés subrayó que "no es el mismo ser víctima que victimario pero los que se identifican con los perpetradores de los crímenes siempre tienen interés en que no se hable de esto". Aun así, continuó Garcés, "el coste de no hablar es enorme y tiene efectos muy negativos para los valores democráticos y de justicia. "La impunidad, de hecho, es una invitación al crimen en espera de que venga una segunda impunidad", sentenció.

El abogado también repasó el proceso abierto contra el dictador chileno Augusto Pinochet y manifestó que "cuando el dictador estaba detenido en Inglaterra, quien hizo lo imposible para conseguir la libertad de Pinochet fue Felipe González". "Probablemente, apuntó Garcés, porque, como protagonista de la transición en el Estado español, se sentía directamente aludido por un proceso" que podía tener un efecto rebote en España, apuntó.

Por su parte, la profesora Sonia Combe, del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de París, diseccionó la relación "contradictoria que tiene el Estado francés con su historia reciente y la construcción de una mitología resistencialista que ha escondido la realidad histórica en cuanto a la relación con la ocupación alemana". Las 150.000 fichas de personas judías elaboradas por la jefatura de París con las que se hicieron posible detenciones masivas y posteriores deportaciones a los campos de exterminio creados por la Alemana nazi "son un ejemplo", según esta especialista.

Para Combe, "se ha extendido la idea, repetida actualmente por Nicolas Sarkozy, de que Francia no ha sido nunca tentada por el totalitarismo", una tesis que se puede mantener "tanto por el interés de fabricar una identidad nacional como por el tenaz cierre de los archivos que podrían demostrar el contrario", dijo.

En este sentido, Combe denunció que "la apertura de los archivos proclamada por la Revolución Francesa ha sido reducida por varios decretos a lo largo del siglo XIX hasta llegar a la opacidad actual, que casa con el secretismo que impregna la cultura administrativa del Estado francés".

"La carencia de curiosidad, la comodidad, el interés o la relación de dependencia entre el historiador y los representantes administrativos" son algunos factores que han causado la aparición de una figura que Combe bautiza como "historiador razonable", es decir, "aquel que vela por los intereses del Estado" aunque esto signifique ocultar hechos o tergiversarlos.