18 de diciembre de 2006

Chile.- Las autoridades chilenas retienen un avión de Air Madrid hasta que se facilite una solución a los pasajeros

SANTIAGO, 18 Dic. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Las autoridades chilenas anunciaron hoy que mantendrán retenido un avión de Air Madrid hasta que la compañía, que suspendió sus actividades el pasado viernes, facilite una solución a los pasajeros de este país sudamericano que esperan concretar sus vuelos tanto en España como en Santiago.

Asimismo, la aeronave de la compañía española sólo podrá abandonar el territorio chileno una vez que cancele sus deudas con las autoridades aeronáuticas locales.

Así lo indicó el secretario general de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC), Jorge Frei, quien explicó que "el último avión que aterrizó en Chile no va a ser autorizado a despegar hasta que la empresa regularice toda la situación con sus pasajeros chilenos y deudas con la autoridad".

El Gobierno chileno ha implementado un plan de emergencia, en contacto con el Ejecutivo español, para facilitar el traslado a los 190 chilenos que esperan en el aeropuerto de Barajas para regresar a Santiago. La situación ya ha sido solucionada para otras 41 personas, quienes fueron reubicadas en otros vuelos.

No obstante, la situación más crítica se vive en el aeropuerto Arturo Merino Benítez, en Santiago, donde diez pasajeros, entre los que se encuentran chilenos, argentinos y bolivianos, han pernoctado durante cuatro noches en la terminal a la espera de una solución.

Sin recursos para comprar otro billete, los pasajeros de Air Madrid subsisten en el aeropuerto gracias a la caridad de algunas personas que les han facilitado alimentos, café y algo de dinero para su alimentación.

"Estamos ante una aerolínea tremendamente irresponsable, me atrevo a decir ese juicio porque no han cumplido sus compromisos de vuelo, ni de atención de asistencia a los pasajeros en el aeropuerto y ni siquiera los estándares de vuelo", explicó Jorge Frei a la emisora local 'Radio Cooperativa'.

El secretario general de la JAC señaló que se trata "de una situación excepcional" y que la Junta ha trabajado "para reducir el daño y los perjuicios para todos los pasajeros", pero aclaró que lo que no pueden es hacerse cargo de la responsabilidad de Air Madrid.

Mientras algunos de los pasajeros abandonados ha puesto una reclamación en el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) exigiendo alguna solución y la imposición de sanciones, otro grupo anunció que concurrirá hasta el Palacio de La Moneda para pedir la intervención de la presidenta, Michelle Bachelet.