13 de abril de 2014

Bachelet admite que la situación en Valparaíso "es dramática"

Bachelet admite que la situación en Valparaíso "es dramática"
PRESIDENCIA CHILE

SANTIAGO, 13 Abr. (Notimérica/EP) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha admitido que "la situación es dramática" en Valparaíso, pero ha asegurado que "la ayuda ya está llegando" a los damnificados por el incendio que se declaró ayer en esta ciudad.

"La situación es dramática, pero ya está llegando la ayuda", ha dicho desde el cerro Las Cañas, donde ha realizado un recorrido para constatar los efectos devastadores del fuego.

Bachelet ha destacado que "todos los efectivos han estado trabajando arduamente junto con los vecinos", según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.

Además, la jefa de Estado ha anunciado que mañana se reunirá con todos los ministros sectoriales "para que cada de ellos informe de las medidas que se están tomando".

Horas antes, al ofrecer el primer balance de la situación, la inquilina de La Moneda ha indicado que "es tal vez el peor incendio en la historia de Valparaíso" por "el impacto que está teniendo en la vida de tantos".

Entonces también ha subrayado que "la gente de Valparaíso no está sola". "Aquí hay un grupo humano grande trabajando para las personas que han perdido a sus seres queridos y sus casas, que muchas veces no es lo más importante, sino los recuerdos familiares", ha dicho.

EL INCENDIO

El fuego comenzó a las afueras de Valparaíso, una de las ciudades más importantes de Chile, con 270.000 habitantes, pero las ráfagas de viento, que alcanzan hasta los 40 kilómetros por hora, han propagado el fuego a varios cerros. De momento, ya ha consumido 760 hectáreas.

Las autoridades chilenas han cifrado en 11 los fallecidos, en 10.000 el número de damnificados y, de acuerdo con el último dato proporcionado por Bachelet, en 1.000 las viviendas calcinadas, aunque han advertido de que el balance podría aumentar.

En este contexto, La Moneda --sede del Gobierno y de la Presidencia-- ha declarado "el estado de excepción y de catástrofe" en Valparaíso para favorecer "la evacuación de la población afectada y el control del orden público".

Esta declaratoria ha permitido movilizar a los cuerpos de emergencia y seguridad. Se espera que en las próximas horas lleguen a la zona unos 3.500 efectivos, incluidos 100 militares, junto a decenas de helicópteros, aviones y patrullas.

Además, "se mantiene el envío permanente de las remesas de ayuda a Valparaíso para la atención de las personas que están en albergues". "Ya se han despachado 12 toneladas en raciones de alimentos, agua, mascarillas, carpas, colchones, frazadas, kits de aseo, pañales, y equipos electrógenos", han indicado los cuerpos de emergencias.