25 de noviembre de 2011

Los disturbios caracterizan la manifestación por la educación en Santiago

SANTIAGO, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los disturbios han caracterizado la manifestación que se ha celebrado este jueves en Santiago en demanda de una mejora cuantitativa y cualitativa del sistema educativo chileno. Al menos una veintena de personas habrían sido detenidas, según fuentes citadas por el diario 'La Tercera'.

Alrededor de las 19.00 horas del jueves (medianoche del viernes en España) unas 10.000 personas han comenzado a marchar desde plaza Italia, según las organizaciones convocantes, aunque la Intendencia de la Región Metropolitana ha rebajado a 4.500 la cifra de manifestantes.

La marcha ha transcurrido sin incidentes hasta la avenida Matta, donde los manifestantes han improvisado un escenario, alegando que debido al retraso con que la Intendencia de la Región Metropolitana ha autorizado la protesta no habían podido organizar un acto de cierre.

No obstante, una veintena de carabineros ha recurrido al uso de cañones de agua para dispersar a la multitud, argumentando que la concentración en este punto no había sido autorizada por las autoridades capitalinas, ya que la marcha debía transcurrir por parque Bustamante y desembocar en avenida Grecia.

En respuesta al desalojo, grupos de encapuchados --integrados por jóvenes de entre 12 y 13 años-- han provocado varios disturbios, en los que ha resultado herido un alumno de 14 años del Liceo Manuel de Salas, que supuestamente ha sido agredido por un entrenador personal, que ha sido detenido.

Al parecer, los encapuchados han levantado e incendiado barricadas, han incendiado la cabina de un camión, han roto las lunas de un vehículo, han apedreado sucursales de Banco Santander y BCI y locales comerciales y han roto mobiliario urbano.

Esta manifestación se enmarcan en la jornada de movilizaciones por la educación convocada para este jueves en varios países de América Latina --Argentina, Brasil, Paraguay, Perú, Ecuador, Venezuela, Costa Rica, El Salvador y México-- alentados por el éxito de la protesta chilena.

DESALOJO DE UN LICEO

De forma paralela, Carabineros ha detenido a unos 30 menores de 18 años que han ocupado durante cinco meses el Liceo Darío de Salas, ubicado en la comuna de Santiago.

Cristian Silva, un portavoz de los estudiantes, que también han protagonizado una huelga de hambre, ha acusado a los carabineros de destrozar el mobiliario del centro y lanzar cócteles molotov para inculpar a los alumnos.