19 de enero de 2007

Chile.- Empleados de supermercados en Chile denuncian abusos y prácticas antisindicales en sus lugares de trabajo

Turnos que violan las horas legales de descanso, amenazas de despidos masivos y horas extraordinarias no retribuidas son algunas de ellas

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Dirigentes sindicales de los supermercados 'Unimarc', 'Economax', 'Líder' y 'San Francisco' en Chile denunciaron recientemente abusos y prácticas antisindicales "reiteradas" en sus lugares de trabajo.

Junto al Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, el senador Juan Pablo Letelier, el diputado Carlos Montes y un asesor sindical y laboral de la Vicaría Pastoral Social y de los Trabajadores, anunciaron en una conferencia de prensa recogida por la prensa local que se abrirá una Comisión en la Cámara "para investigar estos abusos".

Los sindicalistas denunciaron en el encuentro con la prensa el despido de 500 trabajadores de la cadena 'Economax', una compañía recién comprada por el Holding 'Cencosud' propiedad de Horst Paulmann, algo que consideran que "marca la pauta en una empresa con frecuentes violaciones a los derechos laborales y sindicales".

Lo mismo ocurrió en 'Unimarc', donde más de 70 trabajadores fueron despedidos. Entre ellos, más de diez personas que se negaron a desnudarse frente a los guardias de algunos locales como medida preventiva de robos.

En el caso de la empresa 'Unimarc', se suma el hecho que los pagos de salarios son realizados "de forma completamente ilegal a través de bonos de adelantos quincenales, que sólo pueden ser canjeados dentro de las dependencias de la propia empresa". En la misma línea subrayaron que en todos los supermercados "existe una discriminación de género ya que en promedio, las mujeres obtienen 95 dólares por cada cien que gana un trabajador varón".

Otras de violaciones de sus derechos laborales que denunciaron los líderes sindicales fue la no retribución de las horas extraordinarias trabajadas, que sólo pueden ser 'canjeadas' a los trabajadores por días libres elegidos por la empresa. Asimismo, el número de horas trabajadas sobrepasa en promedio el máximo legal en Chile, que es de 7,5 horas diarias.

También hicieron referencia como práctica antisindical común la amenaza de despidos masivos y la prohibición de ingreso de los dirigentes sindicales a los locales de trabajo, además de la práctica de organizar el trabajo en turnos que a su juicio, "violan las horas legales de descanso". De esta manera, muchos trabajadores terminan sus turnos nocturnos a las once y doce de la noche, debiendo reincorporarse a sus nuevos turnos a las ocho de la mañana.

HIGIENE Y SEGURIDAD

En relación a las condiciones de higiene y seguridad de los empleados, los estándares de la industria chilena "son bajos", opinan. Una encuesta realizada por los sindicatos junto al Observatorio Laboral Chile demuestra que en muchos locales "no existe un Departamento de Prevención de Riesgos, que no se informa a los trabajadores sobre los riesgos posibles en su labor diaria y que además no existe formación permanente al respecto". Los casos más dramáticos lo constituyen la empresa 'Unimarc' y 'Economax', cuyos despidos masivos se realizan en período como la Pascua o el Año Nuevo.

La excepción más positiva la constituye el Supermercado 'San Francisco Estación', donde no sólo existe un diálogo permanente con la empresa y buenas condiciones de seguridad e higiene, sino además buenas relaciones con los sindicatos , con los que se negoció el cierre de local la pasada Nochebuena a las 19:00 horas, o el día de Navidad.

Los diputados presentes en la conferencia de prensa anunciaron la creación de una Comisión investigadora que examine las actuaciones de la Dirección del Trabajo, tanto en el ámbito específico de la situación laboral de estas empresas, como en la fiscalización general del cumplimiento de la legislación laboral en los últimos tres años en el sector de los supermercados, en materias como jornadas de trabajo, remuneraciones, pago de gratificaciones, inicio y extinción de la relación laboral y prácticas antisindicales.

En la actualidad, dos grandes empresas --D&S y 'Cencosud'-- controlan el 65% del sector en Chile, reduciendo así las posibilidades de empleo de quienes son despedidos de alguna de las empresas de su propiedad, pues la política de las grandes compañías es no volver a contratar a alguien que ya ha trabajado en alguna de sus empresas.

Este sistema --afirman los sindicalistas-- "deja en la calle a un número cada vez mayor de trabajadores", lo que sumado a la practica masiva de la subcontratación y la simulación de contratos en la empresa, "ha precarizado crecientemente el empleo de hombres y mujeres", concluyen.