16 de enero de 2006

Chile.- Empresarios salmoneros alertan del impacto ambiental de la central hidroeléctrica de Endesa en la Patagonia

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Pese a que faltan casi dos años para que se ponga la primera piedra del emblemático megaproyecto hidroeléctrico de Endesa Chile en el Puerto de Aisén, en la Patagonia chilena, empresarios del sector salmonero de la zona han lanzado la voz de alarma por el "nefasto impacto ambiental" que provocaría este proyecto, que contempla construir cuatro centrales hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua, de la XI Región, en una zona considerada 'clave' en la expansión de la industria salmonera nacional.

Según informa el Boletín del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se espera que el sector de la pesca del salmón invierta unos 800 millones de dólares (660 millones de euros) en los próximos seis a ocho años sólo en la zona de Aisén, los que deberían llevar a esta región a concentrar el 40% de la producción total de la industria, a diferencia del 17% que representa actualmente.

En declaraciones a la prensa, el presidente de esta asociación de empresarios salmoneros afectados, Víctor Hugo Puchi, uno de los dueños de la principal salmonera del país, 'Aqua Chile', señaló que "el tema no nos es indiferente", aunque por ahora la mayoría de las empresas está a la espera de lo que será el Estudio de Impacto Ambiental que presente la empresa española.

Estos empresarios desarrollaron hace unos años una campaña similar contra el proyecto Alumysa de Noranda, que pretendía construir una planta de reducción de aluminio con una inversión de 2.270 millones de euros, pero que finalmente fue interrumpido por la férrea oposición que generó entre ecologistas y la propia industria salmonera. Sin embargo, existe una significativa diferencia entre ambos proyectos: la importancia estratégica que tienen para el país.

Si bien el proyecto de Endesa implica invertir cerca de 4.000 millones de dólares en su totalidad (3.300 millones de euros) y la inundación de algunas cuencas de la zona, éste cuenta con el apoyo explícito que le ha dado el Gobierno a la empresa, que ve en este proyecto la alternativa más importante para conseguir una mayor independencia energética, por los cortes de gas natural proveniente desde Argentina.

"Es un crimen contra Chile no usar los recursos hidroeléctricos de Aisén", señaló el ministro de Economía y Energía, Jorge Rodríguez a este respecto.

Por ahora, Puchi --cuya familia posee terrenos en la zona--, junto a Juan Pablo Orrego, cordinador internacional de Ecosistemas y comunidades de Aisén, han mantenido reuniones para coordinar su batalla conjunta en contra de la iniciativa de Endesa Chile.

El proyecto Alumysa contemplaba la construcción de una gran planta reductora de aluminio a cuatro kilómetros de Puerto Chacabuco (XI Región). Para su edificación, la empresa había proyectado la construcción de tres centrales hidroeléctricas en la zona, un puente, un puerto, 85 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica, y 95 kilómetros de caminos, entre otros trabajos.