28 de noviembre de 2007

Chile.- Estremecedor balance tras el fin de búsqueda de detenidosdesaparecidos al suroeste de Santiago

SANTIAGO, 28 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Un estremecedor balance dejó el final de las labores de búsqueda de restos de detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) en el Lago Rapel, ubicado 145 kilómetros al suroeste de Santiago, según consta en el informe del juez a cargo de las pericias y que fue conocido hoy.

Las excavaciones permitieron encontrar dos cráneos, 295 fragmentos óseos, 76 piezas dentales, más de 300 piezas de ropa o accesorios, 62 botones, dos hebillas de cinturón, tres fragmentos de vidrios ópticos, un fragmento de marco de anteojos, dos crucifijos, una prótesis dental, nueve broches, un cinturón y tres anillos, uno de ellos con una inscripción de compromiso.

Todos estos restos pertenecieron a víctimas de la represión, que eran opositoras a la dictadura y que fueron fusiladas y después inhumadas de manera ilegal. A día de hoy permanecen en calidad de detenidos desaparecidos.

Los trabajos, en los que participaron peritos judiciales y del estatal Servicio Médico Legal, terminaron con informes de ADN y otras pericias que serán cruzadas con los datos de las familias de los detenidos desaparecidos de la vecina localidad de Paine, grupo al cual pertenecerían las víctimas.

Las investigaciones del magistrado Alejandro Solís que han permitido encontrar estos restos humanos señalan que los ejecutados murieron a causa de acciones protagonizadas por miembros de las Fuerzas Armadas y los organismos de seguridad, para lo cual se deberá analizar otro de los hallazgos: 100 vainas de fusil y revólver y otros 150 proyectiles percutados.