8 de septiembre de 2008

Chile.- Estudio del PNUD reveló que seis millones de chilenos hacen su vida en el campo

SANTIAGO, 8 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Claudia Riquelme) -

Un estudio realizado en Chile por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) determinó que seis de los casi 17 millones de habitantes de este país sudamericano construyen su vida en territorios rurales.

Titulada "Desarrollo Humano en Chile rural. Seis millones por nuevos caminos", la investigación, que fue realizada por encargo del Ministerio de Agricultura chileno, se basó en una encuesta de desarrollo humano a 1.400 habitantes de los territorios rurales cifra considerada como representativa de los mayores de 18 años residentes en hogares ubicados en asentamientos humanos de menos de 160 mil habitantes.

De forma paralela, a partir de la opinión de un panel de expertos, se definió una muestra estructural de 240 casos de miembros de las elites locales y provinciales de los territorios rurales del país. Junto con ello, se realizaron entrevistas en profundidad a miembros de la elite nacional con incidencia en lo rural.

Respaldándose en los indicadores económicos que dan cuenta delcrecimiento del sector silvoagropecuario de los últimos años, el estudio revela que la ruralidad en Chile es mucho más grande de lo que suele pensarse y que, por ello, en ningún caso puede decirse de ella que esté desapareciendo, sino que, por el contrario, ofreceproyecciones de futuro.

El informe señala que el mundo rural chileno de la actualidad ya no es el de la miseria antigua, el de la pobreza, el analfabetismo, el abuso o la lejanía, sino que la pobreza de ingresos se ha reducido de manera notable en la última década. Hoy todos tienen teléfono móvil, televisión y viven a 30 minutos de sus trabajos, del hospital,comercio o municipalidad. La mayor parte de sus ingresos son extraprediales y en dinero.

El informe dedicó una parte importante al estudio del modo en que se ejerce la conducción de los asuntos públicos en los territoriosrurales, analizando la relación y los comportamientos de las elites locales, provinciales y nacionales.

Allí se constató que muchas veces la elite rural debe toma decisiones y actúa dentro de una cierta lógica o modo de ejercer el poder que tiende a reproducir el centralismo, el clientelismo y el asistencialismo en esos territorios. En este contexto, el "poderómetro" del mundo rural destacó la polémica trascendencia de un actor por sobre otros: el alcalde.

El alcalde surge del estudio como la figura central de las redes políticas territoriales rurales. Es señalado como el personaje con más influencia pero al mismo tiempo como el más conflictivo. Por ello no extraña que los otros miembros de la elite digan de él o ella que posee demasiado poder.

La Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, destacó la solidez de la investigación realizada en conjunto con el organismo internacional.

Asimismo, destacó que es una gran satisfacción constatar "los efectos de casi dos décadas de políticas públicas focalizadas especialmente en el mundo rural, las cuales han significado avances concretos para tantos chilenos y tantas chilenas".