18 de mayo de 2006

Chile.- El examen médico confirma que el segundo conductor del autobús siniestrado no estaba ebrio

SANTIAGO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El examen médico realizado a Marcelo Astete, segundo conductor del autobús siniestrado ayer, miércoles, en la Sexta Región confirma que no había alcohol en la sangre del hombre, tal y como indicó la versión de una pasajera.

El subdirector médico de Mutual de Seguridad de Santiago, Ricardo Eckardt, señaló que el análisis "demuestra que no consumió cantidades importantes en las 24 horas anteriores al accidente. Es imposible que el hígado pueda metabolizar alcohol en cuatro o cinco horas y dar resultados negativos", sostuvo.

El trabajador de Tur-Bus permanecerá internado en observación durante al menos un día debido a una contusión leve que sufrió en el accidente, en el que murieron 25 personas y otras 26 resultaron heridas de diversa consideración después de que el vehículo cayó, por causas que se desconocen inicialmente, al río Tinguiririca.

Amanda González, una de las pasajeras lesionadas en el accidente, denunció tras producirse el siniestro que el conductor del autobús viajaba "evidentemente cansado", ya que había reemplazado a otro al que correspondía el turno, según informa la emisora local 'Radio Cooperativa'.

La pasajera relató que, mientras el vehículo abandonaba la terminal de Viña del Mar, escuchó que el segundo chófer solicitaba a su colega que lo reemplazara mientras se le pasaba "la mona", ya que, en opinión de González, estaba ebrio.