7 de octubre de 2008

Chile.- Los funcionarios del Registro Civil ponen fin a la huelga pero persiste la tensión con el ministro de Justicia

SANTIAGO, 7 Oct. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

A pesar de que los funcionarios del Servicio del Registro Civil e Identificación chileno llegaron hoy a un acuerdo con las autoridades y pusieron fin a la huelga que iniciaron hace once días, el malestar de los trabajadores respecto al ministro de Justicia, Carlos Maldonado, hace que la tensión persista.

Ese malestar se traduce en que miles de personas aún no pueden realizar sus trámites relativos a los matrimonios civiles, las defunciones y la obtención o renovación del DNI o el pasaporte.

Los empleados públicos decidieron acabar con el paro tras una tensa reunión con las autoridades en la que consiguieron respuestas afirmativas a su petición de mejoras salariales. No obstante, el ministro de Justicia descartó pedir disculpas a los trabajadores por haberles dado un ultimátum el viernes pasado, amenazándoles con despedirles su no retomaban sus funciones.

Por ello, los trabajadores se mantienen en estado "de alerta" y "de asamblea" en las dependencias estatales, negándose, en su gran mayoría, a retomar sus labores. Maldonado, de cuyo Ministerio depende el servicio que estaba en huelga, dijo que lo único importante es restablecer la atención al público.

La situación se ha tornado dramática en varias ciudades del país, pues hay ciudadanos que han perdido vuelos y puestos de trabajo o que incluso no pueden sepultar a sus muertos por la falta de atención en el servicio público.