16 de enero de 2007

Chile.- El Gobierno de Chile define su agenda para lograr ser una potencia alimentaria

SANTIAGO, 16 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Gobierno de Chile inició hoy su trabajo para convertirse en una potencia alimentaria y así cumplir la misión delineada por la presidenta Michelle Bachelet como parte fundamental de su programa de gobierno.

Este martes comenzó en Santiago un taller que establecerá las tareas que deberán ejecutarse durante 2007, al que asisten 150 representantes de entidades públicas, privadas, gremiales, agrícolas y empresariales de este país sudamericano.

A partir de esta jornada, se elaborará un agenda que analizará el pleno Consejo Chile Potencia Agroalimentaria y Forestal (32 miembros) que, a su vez, sancionará los temas y elaborará la propuesta que le será entregada, en los próximos meses, a la presidenta Bachelet.

La idea es despejar todos los inconvenientes que han surgido en el camino, definiendo tareas concretas y un cronograma detallado con los pasos que deben darse para saltar al selecto grupo de 10 principales países exportadores de alimentos del mundo, o lo que se ha llamado, convertir a Chile en una Potencia Agroalimentaria y Forestal.

El grupo de trabajo deberá impulsar estrategias de fomento (productivo y sanitario), profundizar las estrategias de inserción competitiva en mercados, impulsar la Innovación y Desarrollo Tecnológico Agroalimentario, modernizar la Institucionalidad sectorial, analizar el efecto en la salud y nutrición de las personas y, por último, difundir la estrategia de Chile Potencia Alimentaria.

OBJETIVO NACIONAL

El ministro de Agricultura, Álvaro Rojas, dijo que, para Chile, ser potencia alimentaria es "un objetivo nacional". El objetivo del taller de corto plazo es definir una agenda con acciones "muy concretas" de enero a fines de mayo y una agenda de mediano plazo, para acotar tareas "que queremos cumplir antes de diciembre, todo en el plazo de este mismo año", precisó.

"Sabemos que es complejo hacer funcionar comisiones. Queremos ver resultados tangibles en un plazo razonable. Es por eso que la agenda de corto plazo será necesariamente sometida a evaluación en mayo. La única forma de mantener el entusiasmo, en un tema de trabajo relevante para nuestro país, es que ustedes vean progreso", sostuvo.

Además, expresó que el objetivo central de la agenda a corto plazo será "remover dificultades" y "superar algunos temas de estrechez que enfrenta hoy el sector, que vayan más allá del dólar, y que puedan expresar de una mejor forma sus potencialidades productivas, sus potencialidades de desarrollo empresarial, sus potencialidades de la base tecnológica".

La agenda de mediano plazo, en tanto, estará enfocada a "impulsar temas que requieren un mayor tiempo de maduración de esfuerzo público-privado", explicó.

El ministro señaló que el trabajo público-privado es "un capital que tiene nuestro sector agrícola. Es un esfuerzo de muchos años que nosotros no sólo queremos mantener, sino enriquecer. Los países que han triunfado en el ámbito agrícola son países que han dado alta relevancia a la relación pública privada, y sobre ella han construido enormes espacios productivos".