7 de julio de 2006

Chile.- El juez interroga a Pinochet por la muerte de una de las 70 víctimas de la Caravana de la Muerte

El abogado de la familia del fallecido en 1973 dice que el ex dictador mostró "lucidez" durante la diligencia judicial

SANTIAGO, 7 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El ex dictador chileno Augusto Pinochet, de 90 años, fue interrogado hoy por el juez Raúl Rocha, quien investiga uno de los más de 70 crímenes cometidos por la Caravana de la Muerte, una misión militar que ejecutó a opositores a pocos días del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El ex militar ha sido demandado en los tribunales civiles por Jessica Tapia, hija de Benito Tapia, ejecutado en septiembre de 1973, y pide que Pinochet indemnice a su familia con casi 579.000 euros (400 millones de pesos chilenos) por los daños causados con el asesinato.

El juez Rocha llegó hoy al Club Militar de Lo Curro, en la zona más exclusiva de Santiago, donde Pinochet respondió a varias preguntas durante 40 minutos. Al término de la diligencia judicial, el magistrado dijo que el ex dictador "respondió todas las preguntas", pero puntualizó que no sabe si "la parte demandante quedará satisfecha con las respuestas".

Asimismo, agregó que "ahora la causa sigue su curso y al final de ésta, cuando se tome la decisión, este interrogatorio quedará como prueba", y señaló que, aunque no es médico, pudo evaluar el estado desalud del interrogado y que "para una persona de 92 años, él estábastante bien y colaboró con esta diligencia".

A este respecto, el abogado de la familia de la víctima, Adil Brkovic, quien presenció la diligencia, manifestó que Pinochet "se mostró lúcido" durante el interrogatorio, aunque dijo no recordar los detalles de la ejecución de Benito Tapia.