22 de octubre de 2009

Chile.- Maestros inician mañana en Chile una huelga indefinida tras romper el diálogo con el Gobierno de Bachelett

SANTIAGO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gremio chileno de maestros comenzará mañana, viernes, una huelga indefinida tras anunciar este jueves la ruptura definitiva del diálogo con el Gobierno de Michelle Bachelet después de que se negara a reconocer la llamada deuda histórica al gremio de profesores.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, se retiró este jueves de la mesa de negociaciones, en la que también participaban los alcaldes y el Ministerio de Educación, ante la negativa del Gobierno de acceder a las demandas del gremio.

"Desgraciadamente la autoridad traía cero propuesta y dice que ese tema de la reparación de la deuda histórica no está en agenda y dan fundamentos jurídicos, históricos y morales y creo que ahí quedamos atrapados", explicó Gajardo en declaraciones a la prensa.

El líder gremial reconoció que el paro indefinido que comenzará este viernes en las escuelas públicas de todo el país tendrá efectos negativos en el calendario escolar, pero insistió en que la medida está justificada porque se ha producido un estancamiento en los diálogos.

Los profesores piden al Estado chileno que promulgue una ley de reparación que contemple el pago de una deuda histórica para más de 84.000 maestros, que ha sido calculada en unos 9.000 millones de dólares (5.985 millones de euros).

Esta deuda se generó en el año 1981 cuando el régimen de Augusto Pinochet traspasó el control de la educación básica y media a las alcaldías, después de anunciar una bonificación especial con la que pretendía equilibrar los bajos salarios de los profesores.

Pero el actual Gobierno chileno alega que esa llamada deuda histórica no les corresponde porque una vez formalizado el traspaso, los maestros dejaron de ser empleados del Ministerio de Educación, por lo que ya no les correspondería la bonificación.

El gremio de maestro pide además el pago de la segunda cuota de la Subvención Adicional Especial (SAE), calculada en unos 400.000 pesos (497 euros) por cada profesor.

PREOCUPACIÓN

El subsecretario chileno de Educación, Cristián Martínez, ha expresado su preocupación por la huelga magisterial, pero ha reiterado que el Gobierno sólo está dispuesto a negociar el bono SAE y no la llamada deuda histórica.

Martínez recordó que tanto el Poder Judicial como la Contraloría General de Chile han fallado siempre en contra de la demanda del gremio de maestros, sobre el pago de este millonario monto.

Asimismo, anunció que tomarán las medidas necesarias para minimizar los efectos de la huelga, al hacer un llamamiento a los padres para que envíen a sus hijos a las escuelas, porque les serán garantizados las comidas y tienen previsto actividades extracurriculares, informó el diario local 'El Mercurio'.