18 de agosto de 2011

Miles de personas marchan otra vez en Chile para pedir una reforma en el sistema educativo

SANTIAGO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas han tomado este jueves las calles de Santiago para pedir nuevamente al Gobierno de Sebastián Piñera que acceda a realizar una reforma profunda en el sistema educativo chileno que elimine el lucro en los colegios y universidades, para que todos los sectores sociales tengan las mismas oportunidades.

Esta multitudinaria marcha --la quinta que se realiza en apenas tres meses-- tiene lugar un día después de que el Ejecutivo presentara una tercera propuesta, en un intento por poner fin a la crisis en el sector que mantiene paralizadas las actividades en varios centros educativos de Chile.

La manifestación comenzó a las 10.30 horas (16.30 horas en la España peninsular) en la conocida Plaza Los Héroes y culminó tres horas después en calle Beauchef, frente a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile.

Las federaciones de estudiantes cifran en 100.000 el número de asistentes a esta protesta, mientras que las autoridades afirman que el número de manifestantes apenas superó los 40.000.

Los carabineros --policía militarizada-- desmantelaron algunos piquetes que habían instalado encapuchados en varios puntos de Santiago, para evitar que la marcha culminara con hechos violentos y cientos de detenciones como ocurrió en las protestas anteriores.

Al finalizar la manifestaciones se registraron algunos enfrentamientos con encapuchados --la mayoría menores de edad-- pero los focos de violencia fueron disueltos rápidamente con gases lacrimógenos. Hasta el momento no se ha informado de detenidos.

INSUFICIENTE

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) y el Colegio de Profesores consideran insuficiente la tercera y última propuesta realizada por el Gobierno en el último mes para zanjar la crisis de la Educación, ya que a su parecer deja pendientes cuestiones como la gratuidad y la calidad de la enseñanza pública.

Estudiantes y profesores han expresado su disconformidad poco después de que el ministro del ramo, Felipe Bulnes, formulara la propuesta, basada en reducir la tasa de interés de los créditos concedidos a los universitarios, aumentar las becas y recuperar las competencias del Estado en Educación.

La presidenta de la FECH, Camila Vallejo, cree que "todavía hay muchos vacíos" en la oferta del Gobierno. En concreto, se ha referido a la extensión de las becas, al origen de los créditos y a la reforma constitucional para incluir la educación de calidad como derecho fundamental.

En alusión a las ayudas públicas, ha indicado que "no queda claro si se hará a partir de becas o de aportes basales", como han demandado, "para que los sectores más vulnerables estudien de manera gratuita".

Sobre los créditos, ha exigido a las autoridades que profundicen en su propuesta para evitar que el endeudamiento se perpetúe en las clases más bajas y que este sistema sirva de financiación para las altas.

Además, ha instado al Gobierno a combinar el reconocimiento de la educación de calidad como derecho constitucional con un programa destinado a garantizar su cumplimiento. "Pretenden asegurar constitucionalmente un derecho sin tenerlo definido", ha apuntado.

Por su parte, el portavoz de la Coordinadora Metropolitana de Educación Privada, Patricio Indo, ha solicitado al Ejecutivo una reforma del sistema de concesión de créditos a estudiantes para evitar que se convierta en un negocio para la banca. "Hoy en día el Estado le está facilitando el lucro", ha afirmado.

Además, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, ha criticado que Bulnes haya comparecido ante los medios antes de presentarle la propuesta a los sectores sociales. En la misma línea se ha expresado Vallejo. "Necesitamos aclaraciones, porque nos hemos enterado a través de la prensa y no en una reunión en la que podríamos haber hecho nuestras preguntas al ministro", ha indicado.

En este contexto, la Confederación de Estudiantes de la Universidad de Chile (CONFECH) ha invitado a representantes del Gobierno y del Congreso al acto que se celebrará el próximo martes en la Biblioteca Nacional de Santiago para presentar su pliego de demandas.