12 de junio de 2007

Chile.- La mortalidad por cáncer debida al arsénico en el agua de una región chilena continúa elevada décadas después

(((Noticia embargada hasta las 22:00 horas de hoy)))

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La exposición al arsénico presente en el agua potable que sufrieron los habitantes de una región del norte de Chile continúa causando muertes por cáncer de pulmón y vejiga décadas después de que el agua fuera tratada y los niveles de este elemento tóxico se redujeran, según un estudio de la Pontificia Universidad Católica de Chile que se publica en la edición digital de la revista 'Journal of the National Cancer Institute'.

El arsénico produce cáncer de pulmón y vejiga, pero los investigadores desconocen cuánto tiempo pueden permanecer los riesgos a una exposición prolongada a este elemento tóxico. El estudio se basa en el consumo de agua contaminada con altos niveles de arsénico que comenzó en 1958 en una región del norte de Chile. En la década de los 70, la construcción de plantas de tratamiento del agua en la región condujo a una reducción en las concentraciones de arsénico.

Precisamente estos ascensos y descensos en los niveles de arsénico en la zona permitieron a los investigadores realizar su estudio sobre la mortalidad derivada de cánceres asociados al arsénico.

Los investigadores estudiaron las tasas de mortalidad asociadas al cáncer de vejiga y pulmón en la región entre los años 1950 y 2000 y las compararon con los datos de una región similar del sur en la que el agua no se encontraba contaminada.

Las tasas de mortalidad asociadas a estas enfermedades comenzaron a subir alrededor de los 10 años siguientes al ascenso de los niveles de arsénico. Los investigadores señalan que estas tasas de mortalidad continuaron subiendo alcanzando su punto más alto entre los 10 y 20 años siguientes a que descendieran los niveles de arsénico.

En su momento más álgido, las muertes por cáncer de pulmón en la región contaminada eran tres veces mayores que las de la región control, mientras que las debidas al cáncer de vejiga eran seis veces superiores en los hombres y 14 veces superiores en las mujeres.

Según los investigadores, el lapso temporal entre la exposición al arsénico y el momento en el que las tasas de mortalidad por cáncer eran superiores es difícil de determinar, pero el tamaño del estudio y el registro de la exposición al arsénico ayudaron a establecerlo.