23 de julio de 2008

Chile.- Un niño de 11 años espera urgente trasplante de hígado trasintoxicarse al comer hongos envenenados

SANTIAGO, 23 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Un niño de 11 años se encuentra en peligro de muerte ingresado en un hospital de Santiago tras haber ingerido hongos venenosos junto a su familia y ha sido situado hoy en prioridad uno por las autoridades sanitarias chilenas para recibir un trasplante de hígado debido a los graves daños causados por las setas tóxicas.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Curicó, 188 kilómetros al sur de la capital chilena, donde Elicer Ibáñez, su padre y su hermana mayor recogieron los hongos en el Cerro Condell, tras lo cual los llevaron a su casa y los comieron después de cocinarlos. Sin embargo,prontamente presentaron síntomas de intoxicación, por lo cual debieron ser internados en un hospital.

La gravedad de las lesiones causadas al hígado del niño obligaron a su inmediato traslado a Santiago, donde se constató que la únicaposibilidad de salvar su vida es un trasplante de hígado. El padre yla hermana del menor también se encuentran en estado de suma gravedad, pero con un daño hepático que aún no reviste riesgo vital.

Los médicos confirmaron que la familia consumió la variedadAmanta Phalloide, setas altamente venenosas.

Mientras espera su trasplante, el pequeño Elicer, internado en elhospital de niños "Luis Calvo Mackenna", está recibiendo untratamiento conocido por sus siglas en inglés MARS (MolecularAbsorbent Regenerating System), que intenta extraer la toxina delcuerpo.