24 de junio de 2011

Otra marcha estudiantil en Santiago se salda con nueve policías heridos y 107 detenidos

La Conferencia Episcopal hace un llamamiento al diálogo para acabar con el paro educativo

SANTIAGO, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Nueve carabineros han resultado heridos y 107 personas han sido detenidas en la marcha convocada en el centro de Santiago por la Asamblea Coordinadora de Secundarios (ACES) de Chile para exigir mejoras en la educación, según recoge el balance divulgado por el cuerpo de seguridad.

Los agentes heridos han sido trasladados al Hospital de Carabineros, cuya subdirectora médica, Patricia Nilo, ha asegurado que se encuentran "en buenas condiciones", a pesar de la gravedad de algunas de las agresiones sufridas, según recoge el diario 'La Tercera'.

Dentro de la estabilidad, el que se encuentra más grave es el agente Onofre Mora Meza, quien resultó herido en su pierna derecha por un disparo de perdigón mientras custodiaba la Embajada de Brasil, que se encontraba en el curso de la marcha.

"Descendimos del autobús y fuimos interceptados violentamente por una turba de jóvenes, unas 300 personas con boleadoras, objetos contundentes, ondas y pedradas", ha dicho Mora Meza, quien ha explicado que no pudo reconocer a su agresor porque llevaba la cara tapada.

Por otro lado, el agente Marcelo Bravo Romero ha sido atropellado por un vehículo, cuyo conductor ya ha sido detenido. "Estaba agilizando el tránsito por un desvío programado cuando un conductor desobedeció esta advertencia de no seguir y le golpeó", ha informado el segundo jefe de Zona Metropolitana, el general Sergio Gajardo Oelckers.

De los siete restantes, uno de ellos presenta varios cortes en la mano, recibidos al protegerse del lanzamiento de una botella; otros dos han sido mordidos por perros y cuatro han recibido varios golpes con objetos contundentes.

Además, un periodista de la cadena Chilevisión que estaba cubriendo la manifestación se encuentra herido. Al parecer un perro policial le mordió cuando se encontraba en el cruce de la avenida de La Alameda con Lord Cochrane.

En este contexto, Oelckers ha condenado la violencia que empaña frecuentemente estas manifestaciones. "Lamentamos que estas manifestaciones pacíficas de estudiantes deriven en hechos violentos que no cabe duda que no corresponden a lo que tenían programado", ha indicado.

Unas 20.000 personas han secundado la convocatoria de la ACES, que se enmarca en una de las muchas marchas que estudiantes y docentes han protagonizado en los últimos meses para exigir una mayor inversión gubernamental en la educación.

LLAMAMIENTO AL DIÁLOGO

A la luz de los continuos incidentes en estas manifestaciones, la Conferencia Episcopal de Chile ha instado al Gobierno de Sebastián Piñera a atender las peticiones de estudiantes y docentes. "Es urgente avanzar en la búsqueda de propuestas de consenso para encaminar los procesos que permitan responder a las justas demandas", recoge el comunicado firmado por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

"Creemos que la educación es un bien público, y el esfuerzo por mejorar su calidad y por hacerla más equitativa debe incorporar a todos los actores involucrados: el Estado, las instituciones educativas, los docentes, las familias y los mismos estudiantes", prosigue la nota.

Sin embargo, advierte de que la normalización de la actividad educativa no solo requiere "el fin de un paro", sino también "voluntad para discernir, con amplia participación, las necesarias reformas que los jóvenes y el país esperan". En este sentido, señala que "las soluciones excluyentes no son el camino, tampoco las medidas arbitrarias, ni la violencia física o verbal".