9 de diciembre de 2010

Chile.- Piñera destinará 347 millones de euros para mejorar el sistema carcelario de Chile

Chile.- Piñera destinará 347 millones de euros para mejorar el sistema carcelario de Chile
EP/PRESIDENCIA DE CHILE

SANTIAGO, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha anunciado este jueves una inversión de 460 millones de dólares (unos 347 millones de euros) para reducir el hacinamiento en las cárceles, una de las posibles causas de la tragedia que acabó ayer con la vida de 81 reos en una prisión de Santiago.

Durante su discurso en la ceremonia de entrega del Informe Anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Piñera explicó las nueva medidas que se podrán en marcha para mejorar las condiciones del sistema penitenciario, entre las que destaca la construcción de más cárceles.

Esta reforma abarca mejoras en el sistema judicial, uso de nuevas tecnologías, ampliación y remodelación de las prisiones, construcción de nuevos penales y habilitación --en el mediano plazo-- de establecimientos modulares de reclusión.

Todo ellos supone una inversión de 460 millones de dólares (unos 347 millones de euros) que se destinarán "a incrementar la superficie total construida en 235.000 metros cuadrados" lo que permitirá, "dependiendo del aumento en el número de internos, reducir el sobrepoblamiento actual a la mitad", indicó Piñera.

Este conjunto de medidas también contribuirá a "mejorar la dignidad y calidad de vida de los reclusos y sus opciones de trabajo, rehabilitación y reinserción", afirmó el mandatario.

En Chile poco más de 109.000 personas están condenadas a penas de prisión, pero solo 53.000 están cumpliendo con la pena dentro de algunas de las cárceles del país, sin embargo, existe un hacinamiento del 66 por ciento, debido que el exceso de población penal es de 21.000 reos, según precisó Piñera.

"UNA LECCIÓN"

En el acto, Piñera pidió un minuto de silencio por los 81 fallecidos en el incendio ocurrido la madrugada del miércoles en la cárcel de San Miguel, en Santiago, cuyas causas aún no han sido precisadas por las autoridades chilenas.

Algunos reclusos, que han podido hablar a través de los medios de comunicación locales, han asegurado que las llamas fueron provocadas por problemas en las instalaciones eléctricas y no por una riña entre internos, tal y como se dijo en un comienzo.

Ante la magnitud de la tragedia, las autoridades chilenas han tenido que reconocer el delicado problema de hacinamiento en ese penal de Santiago que alberga a 1.900 reos, pese a que la infraestructura tiene una capacidad para alojar a 700 presos.

"Espero que aprendamos la lección de este trágico y doloroso accidente de la cárcel de San Miguel y que aceleremos el ritmo y el tranco para una profunda reforma a nuestro sistema penitenciario", expresó el mandatario chileno.

Para Piñera resulta "una paradoja" que se compare el "enorme esfuerzo que hizo la sociedad chilena para salvar las vidas de 33 mineros" atrapados en la mina San José "frente a lo poco que hacemos como sociedad y a lo poco que hemos avanzado como país para garantizar condiciones más dignas y seguras a miles y miles de compatriotas que están privados de libertad".

"BOMBA DE TIEMPO"

Por su parte, la fiscal de la Corte Suprema de Chile, Mónica Maldonado, ha advertido este jueves de que el sistema carcelario de esa nación sudamericana es una "bomba de tiempo" debido al exceso de población penal.

"El hacinamiento que existe y la peligrosidad que hay, porque a mí me parece que los internos tampoco están clasificados de acuerdo con la peligrosidad, entonces esto es una bomba de tiempo", explicó Maldonado en declaraciones a los medios.

Asimismo, el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, opinó que la solución a este problema está en la construcción de más prisiones. "Hay que hacer más cárceles, ése es el problema, porque la tendencia actual es que cada día va aumentando el ingreso de personas privadas de libertad", apuntó.