23 de agosto de 2012

Chile.- Piñera minimiza las manifestaciones estudiantiles y asegura que la huelga sólo se cumplió en un 0,1%

SANTIAGO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha minimizado los efectos de las marchas de alumnos de secundaria que han tenido lugar este jueves en Santiago y ha asegurado que sólo el 0,1 por ciento de los centros educativos acataron la huelga convocado por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES).

La huelga estuvo acompañada de 14 manifestaciones que recorrieron varias calles de Santiago y acciones similares en otras ciudades del país, donde en las últimas semanas han tenido lugar tomas de institutos y protestas que han terminado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Las manifestaciones de este jueves desembocaron en disturbios en algunas calles de la capital, sin que se tenga constancia de detenidos o heridos

Ante este panorama, Piñera ha dejado claro que su Gobierno está dispuesto a dialogar con todos los sectores de la sociedad y que en el caso concreto de los estudiantes escuchará al 99,9 por ciento de los que no respondieron a la convocatoria de la ACES que son "los que quieren estudiar".

"En nuestro país hay 11.000 escuelas. Entiendo que hoy hay nueve instituciones que están en toma (huelga) y eso es menos del 0,1 por ciento y, por tanto, si bien escuchamos a ese porcentaje, con mucha mayor razón escucharemos al 99,9 por ciento restante que lo que quiere es estudiar", ha afirmado el mandatario en declaraciones a la prensa.

Por su parte, el ministro de Educación chileno, Harald Beyer, ha puesto en duda el poder de convocatoria que tiene actualmente el movimiento estudiantil, que el año pasado logró movilizar a cientos de miles de personas y se convirtió en el foco de atención de la comunidad internacional.

"Lo que hemos visto hoy son disturbios, son pequeñas manifestaciones, pequeños grupos que están en distintos lugares de Santiago y del país tratando de levantar demandas que el Gobierno de alguna forma ya recogió", ha indicado Beyer.

REFORMA

Los estudiantes exigen una educación pública y de calidad que no dependa de las administraciones municipales. El Ejecutivo ha presentado varias propuestas pero ninguna ha complacido a los líderes que exigen que el sistema educativo chileno sea completamente gratuito como en otros países de la región.

Piñera ha insistido en que su Gobierno está "profundamente comprometido" en sacar adelante una reforma "que garantice a todos nuestros niños y jóvenes una educación de calidad" y, para lograrlo, hace un tiempo ordenó que uno de cada cuatro pesos del presupuesto vaya destinado a la educación.

El Congreso ha aprobado hasta la fecha seis proyectos y todavía quedan pendientes otros siete que plantean más cambios en el modelo económico y social que apuntan a tener un sistema educativo mejor y más incluyente.

"Esos proyectos van a permitir tener un nuevo sistema educacional de mejor calidad y que garantice el acceso a muchos mayores niveles de equidad a todos los niños y jóvenes de nuestro país", ha destacado.