5 de enero de 2012

Polémica en Chile por cambio de la palabra "dictadura" por "régimen militar" en los textos escolares

SANTIAGO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La decisión del Gobierno de Sebastián Piñera de cambiar en los textos escolares de primaria la palabra "dictadura" por "régimen militar" para referirse al período de Augusto Pinochet (1973-1990) ha causado en Chile un gran revuelo que ha copado las redes sociales y los medios de comunicación.

La oposición acusa al Gobierno de Piñera --conformado por algunos exfuncionarios de Pinochet-- de pretender maquillar la realidad que vivió Chile durante 17 años y han utilizado este hecho para intentar demostrar a la población las supuestas intenciones que tendría el mandatario de derecha de copiar algunas políticas del tan temido dictador.

Varias organizaciones civiles expresaron su preocupación por los efectos que tendría este nuevo concepto sobre la educación de los niños y su visión sobre la realidad que aconteció en un período de la historia de Chile que dejó profundas cicatrices.

La modificación, que afectará principalmente a los textos escolares de Lenguaje, Historia y Ciencias Sociales, fue aprobada el pasado 9 de diciembre por el Consejo Nacional de Educación, pero no fue sino hasta el miércoles que se dio a conocer.

El debate que se ha suscitado ha sido tan intenso que el recién designado ministro chileno de Educación, Harald Beyer, tuvo que salir a dar la cara por el Gobierno para intentar acallar la polémica y defender, aunque con poco éxito, esta medida.

Beyer explicó que buscaron un término "más general" para referirse a ese período y cuestionó que se haya producido una "mala lectura" sobre esta decisión. "Esto son las bases curriculares, que no imponen ninguna visión sobre los textos escolares, ninguna visión sobre las clases que tienen que desarrollarse; lo único que marcan es una invitación al debate", indicó.

La medida "no cambia los textos escolares, que pueden seguir siendo los mismos, pueden seguir usando la palabra dictadura y todas las palabras que ellos estimen convenientes", aseguró Beyer, que asumió como titular de Educación en medio de una crisis por las intensas manifestaciones y huelgas de profesores y universitarios que exigen una educación pública y de calidad.

La elección de Piñera como presidente de Chile en 2010 supuso el regreso de la derecha al poder por primera vez desde la caída de Pinochet en 1990. Su gobierno ha estado salpicado de controversias por los vínculos que tienen algunos de sus funcionarios con la dictadura.

REACCIONES

El presidente de la comisión de Educación del Senado, el diputado de centro-izquierda Jaime Quintana, denunció que los cambios en los textos escolares "van dirigidos a imprimir una visión derechista de la sociedad chilena".

La posición de la Concertación --coalición de partidos de izquierda-- no sorprendió tanto como la reacción de algunos legisladores de la gobernante Coalición por el cambio, que criticaron este nuevo cambio introducido por Piñera.

"Las dictaduras son dictaduras en cualquier lugar del mundo, y la historia debe conocerse como corresponde", afirmó la diputada Karla Rubilar del partido de centro-derecha Renovación Nacional.