6 de marzo de 2007

Chile.- El Senado chileno reconoce derecho al sufragio asistido de las personas con discapacidad

SANTIAGO, 6 Mar. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Senado chileno aprobó hoy, por 98 votos a favor y sólo dos en contra, el proyecto de ley que reconoce el derecho de las personas con discapacidad a ser asistidas por un tercero en el acto de sufragar, cuando estén impedidos de hacerlo por sí mismas, iniciativa que les permitirá ejercer en plenitud su calidad de ciudadanos y elegir democrática a sus representantes.

De esta forma, las personas que tengan alguna discapacidad que les impida o dificulte el derecho al voto, podrán ser acompañadas hasta la mesa por alguien mayor de edad, de su confianza e inscrita en los registros electorales, y estarán facultadas para decidir si necesitan ser asistidas en el acto de votar.

Además, la normativa establece que la discapacidad se acreditará con la credencial o certificado de inscripción en el Registro Nacional de la Discapacidad y, en caso de duda respecto de la discapacidad del sufragante, el presidente de la mesa podrá consultar con los vocales antes de adoptar una decisión final.

El proyecto permite también que las personas con discapacidad puedan emplear un tiempo razonable dentro de la cámara de votación, a diferencia de la normativa general que da un minuto de tiempo. Asimismo, la ley establece sanciones para la persona que impida, obstaculice o dificulte, maliciosamente, el ejercicio del derecho a sufragio de una persona con discapacidad, y a quien sea sorprendido presionando a un elector con discapacidad, o a la persona que le sirve como asistente.

La iniciativa busca sustituir en toda la normativa la expresión inválidos por la de "personas con discapacidad", de conformidad con las recomendaciones aprobadas por la Asamblea General de la Naciones Unidas. Además, se velará por mantener accesos expeditos y adecuados a los locales de votación.

De esta manera, se cumple uno de los compromisos que la presidenta Michelle Bachelet incluyó en su programa de Gobierno, lo cual se enmarca también en la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, recientemente aprobada en la ONU.

Ente los fundamentos que avalan la iniciativa se encuentra la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación, donde se reafirma el compromiso de Chile de adoptar las medidas de carácter legislativo, social, educativo, laboral o de cualquier otra índole, necesarias para eliminar la discriminación contra las personas con discapacidad y propiciar su plena integración en la sociedad, entre las cuales se cuentan las dirigidas a corregir distorsiones y obstáculos a su acceso y participación en actividades políticas y de administración.

Con esta ley, el Estado de Chile se pone a la vanguardia en la adecuación de sus normativas a objeto de garantizar la inclusión social de las personas con discapacidad.