7 de agosto de 2006

Chile.- Los trabajadores de la mayor mina de cobre de Chile inician hoy una huelga indefinida por mejoras salariales

SANTIAGO, 7 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Los 1.994 trabajadores de la Mina Escondida, la mayor productora de cobre de Chile y el mundo y responsable del 8% de la elaboración de metal rojo en el orbe, iniciaron hoy una huelga legal indefinida en demanda de mejoras salariales.

A pesar de los esfuerzos de la compañía minera e incluso del Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, que intentó mediar entre las partes, la huelga fue votada por el 99% de los trabajadores del yacimiento, ubicado en pleno Desierto de Atacama, al norte del país.

Los funcionarios de la mina demandan un aumento del 13% en sus remuneraciones, proporcional a los precios récord que ha alcanzado el cobre en los mercados internacionales, así como un bono de término de conflicto, que la ley chilena contempla tras el final de una negociación colectiva, que asciende a 20.335 euros, es decir, unos 14 millones de pesos chilenos.

El portavoz de los trabajadores en huelga, Pedro Marín, expresó el rechazo de los mineros a las últimas ofertas con las que la empresa intentó detener la paralización e insistió en que las demandas de los trabajadores incluyen la incorporación de beneficios "para las mujeres trabajadoras, que manejan camiones y soportan las mismas condiciones que los hombres", entre otras reclamaciones.

Mientras los trabajadores han señalado que podrían mantener la huelga hasta por dos meses consecutivos, la compañía ha señalado que está preparada para no bajar la producción del metal rojo.

La mina Escondida produce diariamente 3.546 toneladas de cobre, equivalentes al 23,5% de la producción de Chile y al 8% de la producción mundial. Para 2006 espera producir 1,4 millones de toneladas de cobre refinado, el que genera mediante un proceso de flotación de mineral sulfurado y cátodos de cobre, utilizando un proceso de lixiviación de mineral oxidado.