13 de octubre de 2012

Un tribunal ordena alimentar forzosamente a los cuatro indígenas mapuche en huelga de hambre

SANTIAGO, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Corte de Apelaciones de Temuco, en el centro de Chile, ha ordenado este viernes alimentar forzosamente a los cuatro indígenas mapuche que llevan 46 días en huelga de hambre para protestar por la condena contra dos de ellos y reivindicar los derechos ancestrales de su pueblo.

La Corte de Apelaciones ha aceptado el recurso de protección presentado por el director regional de la Gendarmería (guardia penitenciaria) de La Araucanía, a favor de Daniel Levinao, Rodrigo Montoya, Erick Montoya y Paulino Levipán, los cuatro indígenas mapuche en huelga de hambre.

El tribunal de segunda instancia ha permitido a la Gendarmería "adoptar todas las medidas necesarias para asegurar su vida y su integridad física". En concreto, ha autorizado su ingreso en un centro sanitario "con el objeto de que se les entregue una total y completa atención médica hasta su completo restablecimiento".

La Corte de Apelaciones ha argumentado que los cuatro indígenas mapuches "mantienen una huelga de hambre que amenaza gravemente a sus vidas y a su integridad física, dos garantías contempladas en el artículo 19.1 de la Carta Fundamental" del país sudamericano.

Además, ha considerado que la actitud de los cuatro indígenas mapuche "es arbitraria, pues no hay razón que la justifique, e ilegal, ya que no existe norma legal que la autorice", según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.

Asimismo, ha subrayado que "la Gendarmería tiene la obligación legal de velar por el cuidado de las personas que están privadas de libertad en los recintos que administra, cuidado que conlleva la preocupación por sus vidas y su integridad física".

"La Gendarmería no puede soportar la carga que significa ese comportamiento indebido de los cuatro imputados, sin caer en un incumplimiento grave de sus obligaciones legales", ha añadido el tribunal local.

EL CASO

Desde el pasado 27 de agosto, los cuatro indígenas mapuche están en huelga de hambre para protestar por su detención y posterior imputación en un proceso judicial por intento de homicidio y para defender los derechos ancestrales de su pueblo.

De los cuatro, solamente dos han sido condenados por este delito, con penas de diez años de prisión, mientras que los otros están a la espera de que se celebre el juicio en su contra. Todos están en el Centro de Privación Preventiva de Angol.

Los detenidos exigen la anulación de las dos condenas dictadas hasta la fecha, la revisión de sus causas judiciales y que se revele el nombre de los testigos protegidos, porque consideran que todo ello ha contribuido a un "montaje jurídico-político".

Asimismo, exigen a las autoridades chilenas la "desmilitarización" del territorio mapuche, que se encuentra principalmente en la región de La Araucanía; el cese de los allanamientos en las comunidades mapuches; y la liberación de los "presos políticos indígenas".