17 de mayo de 2019

Chinchero, el nuevo y polémico aeropuerto peruano que pone en riesgo a Machu Picchu

Chinchero, el nuevo y polémico aeropuerto peruano que pone en riesgo a Machu Picchu
EUROPA PRESS - ARCHIVO

LIMA, 17 May. (Notimérica) -

Las obras del nuevo Aeropuerto Internacional de Chinchero, ubicado en la región peruana de Cusco, muy cerca de Machu Picchu, ya han sido iniciadas. Con ellas, han llegado miles de críticas de la comunidad científica hacia el actual Gobierno de Perú.

El proyecto se propuso por primera vez en el año 2012 durante la Presidencia de Ollanta Humala (2011-2016) y el actual presidente, Martín Vizcarra, ha reconsiderado la propuesta y siete años después ha puesto en marcha la construcción de la terminal.

La polémica gira en torno a la previsión de aumento del flujo turístico a la ciudad inca y, sobre todo, al poblado Machu Picchu, principal atracción turística del país y sudamérica y patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

El actual aeropuerto de la ciudad de Cuzco solo permite la llegada de aeronaves pequeñas y medianas, lo que se traduce en más de un millón de turistas al año. Sin embargo, esta cifra ya supera con creces el promedio que establece la citada organización para una correcta preservación del monumento histórico.

Con el nuevo proyecto de Chinchero se espera que las visitas aumenten a seis millones anuales. Pero la llegada de turistas no solo amenaza al santuario de Llanqta, sino también al Valle Sagrado, una de las primeras zonas conquistadas por los incas en el siglo XIII arqueológicamente muy desconocida.

Es por esto que la comunidad científica ha recabado 5.000 firmas para reclamar la paralización de la construcción de la infraestructura a través de una carta enviada al Gobierno del actual presidente, Martín Vizcarra.

PLAN DE PROYECTO

Las previsiones rodean el año 2023 como fecha en la que cerca de seis millones de personas podrán volar cada año por esta nueva ruta hasta la región inca. Chinchero contará con una pista de aterrizaje de 40.000 metros cuadrados a una altitud de 3.728 metros.

El Gobierno peruano valora la obra del aeródromo como un polo de desarrollo y beneficios. Asimismo, Vizcarra manifestó que será "una de las obras emblemáticas de Perú para la celebración del bicentenario".

Las tres comunidades locales que se instalan en los terrenos que ya se han empezado a remover, han procedido a la venta de las tierras. En concreto, la comunidad Yanacona ha vendido prácticamente la totalidad de su territorio.

¿QUÉ DICE LA UNESCO?

El Comité de Patrimonio Mundial ha monitoreado la conservación de Machu Picchu desde hace varias décadas. Sin embargo, fue en 2015 cuando este órgano solicitó al Estado peruano concretar acciones en pro de mejorar la protección del monumento.

Desde entonces la UNESCO ha fijado objetivos y misiones llegando a acuerdos entre los que destaca la evaluación de la capacidad de carga del santuario y de la red de caminos inca.

En esta línea, se han fijado controles en diversos puntos de acceso, así como proyectos para gestionar los residuos sólidos y diversificar la oferta turística de la región.

En este sentido, el encargado de la Unidad de América Latina y el Caribe de la Secretaría de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO, César Moreno-Triana, ha destacado que "el hecho de ser un bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial obliga al Estado Peruano asegurar que todas las decisiones tomadas para el presente y futuro desarrollo del bien estén concentradas en la óptima conservación de los valores universales excepcionales".

Para leer más