26 de marzo de 2016

Científicos y la Armada chilena investigan el origen de la Antártida

Científicos y la Armada chilena investigan el origen de la Antártida
INACH FACEBOOK

MADRID, 26 Mar. (Notimérica) -

La Armada de Chile ha contribuido con el Instituto Antártico chileno (INACH) para llevar a cabo diferentes proyectos científicos con el fin de investigar el origen y la evolución de la Antártida.

Después de haber navegado más de 7.000 kilómetros durante 28 días, el buque 'Aquiles', que trasladaba a los investigadores y a los marines en su expedición para obtener muestras en el continente Antártico, finalizó su travesía en la ciudad chilena de Valparaiso.

"El buque Aquiles permitió una larga estadía para que los investigadores pudieran ejecutar esta tercera fase marítima de la Expedición Científica Antártica (ECA 52°), donde tuvimos a bordo a investigadores de distintos niveles de experiencia en ciencia antártica, existiendo estudiantes de pregrado y también de postgrado, no solo a nivel nacional, sino también internacional", explicó la Coordinadora Científica del INACH, Paulina Rojas.

La expedición se realizó en ocho puntos geográficos de la Antártida a cargo del geólogo Joaquín Bastías, que hace dos años asumió junto a su equipo la misión de descifrar el origen del continente de hielo a través del estudio de la edad y la temperatura de las rocas.

Según el geólogo, esta investigación responde a un paradigma que la comunidad científica nunca ha resuelto sobre de donde procede la Península Antártica como bloque continental. "Nuestro interés no es solo aportar al conocimiento paleogeográficos --rama que estudia la disposición de los continentes-- sino, además, establecer la forma en que los procesos tectónicos influyen en la diversificación de las especies y en los cambios climáticos a largo plazo, es decir en la teoría evolutiva", explicó.

Uno de los proyectos que se realizaron en la Antártida fue el análisis y la investigación de la influencia de la variabilidad climática y la dependencia que existe entre la madre y las crías de lobos marinos antárticos a la hora de conseguir alimentos.

"A través del estudio de estas colonias podemos determinar cuáles son las estrategias que la especie utiliza para adquirir el alimento en lugares con alta variabilidad ambiental, y así entender mejor el efecto del cambio climático", explicó el biólogo marino Renato Borrás.