21 de noviembre de 2015

Las claves sobre la inmigración ilegal en EEUU

MADRID, 21 Nov. (Notimérica) -

El número de inmigrantes ilegales en Estados Unidos se ha estabilizado en los últimos años después de décadas de intenso crecimiento.

El pasado año, había en Estados Unidos 11,3 millones de inmigrantes no autorizados, que representan un 3,5 por ciento de la población de la nación, según establece un estudio del Pew Research Center. Ese mismo año, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció un acción ejecutiva en materia de inmigración para liberar de la deportación a casi la mitad de la población de inmigrantes no autorizados.

La población de inmigrantes ilegales alcanzó su máximo pico en el 2007, con 12,2 millones de personas sin papeles en el país americano, un cuatro por ciento de los habitantes.

Según el estudio, los inmigrantes mexicanos conforman el 49 por ciento del total de los habitantes sin papeles, aunque la población ha disminuido en los últimos años. En 2014, 5,6 millones de mexicanos ilegales vivían en Estados Unidos, por debajo de los 6,4 millones que habitaban el país en 2009.

Por otro lado, los ciudadanos ilegales suponen el 5,1 por ciento de la población activa estadounidense. En 2012 había 8,1 millones de inmigrantes sin papeles trabajando o buscando empleo, según datos del Pew Research. Nevada, California, Texas y New Jersey son los estados con las mayores tasas de actividad laboral entre los inmigrantes ilegales.

Además, aunque la distribución de la población está cambiando, seis estados del país cuentan con el 60% de inmigrantes ilegales y siete de ellos han sufrido un incremento en la población no autorizada desde el 2009 hasta el 2012. Nevada, con un ocho por ciento, era, en esos años, el estado con la mayor tasa de inmigrantes ilegales del país.

El estudio refleja que en 2012, cerca del 7 por ciento de los estudiantes de primaria y secundaria estadounidenses tenían al menos un progenitor sin papeles. Entre estos estudiantes, el 79 por ciento habían nacido en el país. Nevada de nuevo contaba con el porcentaje más alto, el 18% de los estudiantes de este estado tenían a uno de sus padres como inmigrantes ilegales.