Las 3 claves para reducir los embarazos adolescentes en Iberoamérica

Las 3 claves para reducir los embarazos adolescentes en Iberoamérica
13 de octubre de 2018 WIKIPEDIA

MADRID, 13 Oct. (Notimérica) -

Iberoamérica se sitúa como la segunda región del mundo en la que la tasa de embarazos adolescentes es más alta, posicionándose solo por debajo del continente africano. A pesar de que la situación ha mejorado levemente durante los últimos años, este es uno de los mayores problemas que los países de América Latina y el Caribe deben hacer frente hoy en día.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU), se producen 66,5 nacimientos por cada 1.000 niñas de entre 15 y 19 años al año. Además, la institución asegura que al menos el 15 por ciento del total de las embarazadas en Iberoamérica tienen menos de 20 años.

En particular, Venezuela y Bolivia registran las tasas más altas de embarazos precoces de la región. Tras ellos se sitúan Guatemala, Nicaragua y Panamá.

Pese a que los gobiernos iberoamericanos y las entidades como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) o el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) han lanzado diferentes campañas relacionadas con la educación sexual, estas medidas siguen siendo insuficientes.

Las consecuencias que este tipo de embarazos tienen para la sociedad están directamente relacionadas con el crecimiento económico de Iberoamérica. Las adolescentes que se convierten en madres cuando todavía no han terminado los estudios básicos se ven en muchos casos obligadas a dejar de lado su formación académica para dedicarse o bien al cuidado del bebé o a trabajar. Asimismo, muchas de ellas son obligadas al matrimonio cuando ni siquiera han alcanzado la mayoría de edad.

Esta tendencia incentiva actividades económicas ilícitas y contrarias al crecimiento positivo de la producción nacional. Un ejemplo de ello es la cantidad de madres adolescentes que trabajan bajo el yugo de la economía informal debido a que con su escasa formación son incapaces de conseguir un empleo que garantice unas condiciones labores justas.

SOLUCIONES

Sin embargo, nunca es tarde para cambiar el rumbo de la sociedad iberoamericana y lo cierto es que hay una serie de soluciones que podrían mejorar la situación e incluso llegar a subsanarla en su totalidad.

En primer lugar, el acceso a los métodos anticonceptivos debería estar garantizado para cualquier mujer sin condición o restricción alguna, ya que esta es una de las principales razones que motivan el incremento de los embarazos adolescentes no deseados.

Por otro lado, la educación sexual no es una materia muy extendida a lo largo de la región, por lo que el desconocimiento de los jóvenes acerca de los riesgos a los que se enfrentan cuando mantienen relaciones sexuales es un factor importante. La implantación de diferentes campañas educativas que garanticen un mínimo conocimiento sobre sexualidad es imprescindible para la reducción de la tasa de embarazos prematuros.

Finalmente, el alto nivel de violaciones que se registran en estos países es otro de los principales motivos por los que este tipo de gestaciones tienen lugar. Sin duda alguna, la violencia sexual es uno de los grandes inconvenientes a los que la sociedad iberoamericana debe enfrentarse.