28 de octubre de 2012

Benedicto XVI expresa su cercanía a las víctimas del huracán en Cuba, Haití, Jamaica y Bahamas

ROMA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI ha expresado su cercanía con todos los afectados por el reciente huracán en Cuba, Haití, Jamaica y Bahamas que "ha causado varios muertos y enormes daños que ha obligado a muchas personas a dejar sus propias casas", desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico Vaticano durante el rezo del Angelus.

Así, después de presidir la Celebración Eucarística en la Basílica de San Pedro junto a los padres sinodales para concluir la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, el Pontífice ha invitado a "la oración y la solidaridad, para aliviar el dolor de los familiares de las víctimas y ofrecer ayuda a los miles de afectados".

Por otra parte, el Papa ha recordado que durante tres semanas los padres sinodales han profundizado sobre la 'nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana' en la que "toda la Iglesia ha sido representada, por lo tanto, involucrada en este compromiso" .

Asimismo, Benedicto XVI ha destacado que el Sínodo "siempre es un momento de fuerte comunión eclesial". Por ello, ha agradecido a Dios que nuevamente "ha permitido experimental la belleza de ser Iglesia, de serlo hoy, en este mundo así como es, en medio de esta humanidad con sus fatigas y sus esperanzas".

Además, el Pontífice ha remarcado la "significativa" coincidencia de celebrar esta Asamblea Sinodal junto al 50º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y del inicio del Año de la Fe, que ha permitido recordar al Beato Juan XXIII y al Siervo de Dios Pablo VI.

El Papa ha destacado que el Sinodo ha sido favorable porque ha ayudado a "reconocer la nueva evangelización, no como un invento, sino como un dinamismo que se ha desarrollado en la Iglesia en modo particular en los cincuenta del siglo pasado" y ha añadido que en aquellos tiempos "los países de antigua tradición cristiana se habían convertido, como se suele decir en tierra de misión".

En este sentido, Benedicto XVI ha subrayado que desde hace 50 años "ha surgido la exigencia de un anuncio renovado del Evangelio en la sociedad secularizada" al ser "Jesucristo la verdadera novedad" que responde a las búsquedas "del hombre de cada época" por lo que su mensaje debe ser transmitido "en modo adecuado en los cambiantes contextos sociales y culturales".

Por último, el Pontífice ha destacado que "ha escuchado y recogido muchos puntos de reflexión y muchas propuestas" que tratará de ordenar y elaborar para ofrecer a toda la Iglesia una síntesis e indicaciones coherentes.

En esta línea, el Papa ha asegurado que "este compromiso por la renovación espiritual de la misma Iglesia, para poder renovar espiritualmente el mundo secularizado, se llevará a cabo al redescubrir a Jesús.