5 de septiembre de 2007

Clima.- Félix no afecta a los destinos turísticos de Nicaragua, Honduras y Guatemala

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El huracán Félix, con categoría 5 y vientos superiores a los 260 kilómetros por hora, no afectó los destinos turísticos de Nicaragua, Honduras ni Guatemala. Los tres países mantienen activas sus medidas de prevención por la llegada del huracán, que tocó tierra ayer afectando a los departamentos de Puerto Cabezas, Bilwi, Cabo Gracias a Dios y otras comunidades costeras.

En las zonas turísticas del caribe nicaragüense, Bluefields, Corn Island y Little Corn Island, no ha sido necesaria la evacuación, ya que estas zonas tan sólo están siendo afectadas por las lluvias, no obstante se mantiene la alerta amarilla y las medidas de precaución.

En Honduras, la calma volvió a las zonas costeras del país, después de que fueran declaradas en 'alerta roja' ante la amenaza del huracán. Las actividades en los diferentes hoteles, restaurantes y otros sitios de Islas de la Bahía, Copán Ruinas, la Ruta Lenca y la zona sur volvieron a la normalidad.

La mayoría de los establecimientos que cerraron por precaución se disponen a restablecer sus servicios sin haber sufrido daños en sus infraestructuras.

El ministro de Turismo de Honduras, Ricardo Martínez, comentó que cinco de los turistas evacuados de Roatán a San Pedro Sula, y que estaban en lista de espera para regresar a Estados Unidos, solicitaron regresar a las Islas de la Bahía debido a la normalidad del clima.

En Guatemala no ha sido necesaria la evacuación de personas. Por el momento, las actividades turísticas están normalizadas. Sin embargo, como medida preventiva Asistencia al Turista (ASISTUR) tiene preparados posibles albergues que puedan ser utilizados si el Huracán Félix pasa por la zona.

El Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) a través de ASISTUR, está en constante comunicación con tour operadores y gestores turísticos con la información adecuada en relación al fenómeno y las debidas llamadas de precaución en estas zonas.

Los tres países centroamericanos continúan desarrollando positivamente su labor de prevención ante el huracán, minimizando al máximo los posible daños que pueda sufrir la población.