5 de septiembre de 2007

Clima.- 'Félix' reducido a tormenta tropical mientras se acerca a Honduras y tras dejar al menos 3 muertos en Nicaragua

PUERTO CABEZAS, (NICARAGUA), 5 Sep. (EP/AP) -

El huracán 'Félix' continúa perdiendo intensidad y se considera ya una tormenta tropical, con vientos sostenidos de 96 kilómetros por hora, según informó hoy el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (CNH). Sin embargo, al menos tres personas murieron y unas 5.000 viviendas quedaron destruidas a su paso por el norte de Nicaragua.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, declaró ayer el estado de desastre en la región de Puerto Cabezas, a casi 400 kilómetros al noreste de Managua, donde 38.000 personas sufrieron la pérdida de su vivienda, cultivos y otras propiedades, según informó el teniente coronel Samuel Pérez, subjefe de la defensa civil.

Los tres fallecidos por los efectos de 'Félix' fueron una niña recién nacida cuya madre no pudo llegar al hospital para el parto, un hombre que naufragó en el mar y una mujer a quien aplastó un árbol que cayó sobre su casa, precisó Pérez.

Mientras, otro huracán, 'Henriette' llegó a las zonas turísticas en la península de Baja California, en una jornada poco usual en que dos huracanes tocaron tierra. El centro de este huracán tocó tierra en Los Cabos alrededor de las 14.00 (hora local, 22.00 hora peninsular española), informó el meteorólogo Daniel Brown del CNH en Miami.

Los meteorólogos temían que 'Félix' provocara mayores daños al en el interior a medida que disminuía su avance sobre Honduras y Guatemala. Se esperaban hasta 64 centímetros de lluvia sobre las capitales de Tegucigalpa y Ciudad de Guatemala.

"Ahora la principal preocupación es la amenaza de lluvias torrenciales sobre las montañas de Centroamérica", dijo el especialista Richard Pasch en el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

A las 02.00 horas de hoy, el centro de 'Félix' se encontraba a 220 kilómetros al oeste de Puerto Cabezas y se desplazaba hacia el oeste a 21 kilómetros por hora, según el último boletín del CNH, que prevé que cruce Honduras en las próximas horas.

El Gobierno de Honduras descargaba agua de las presas para tratar de reducir las inundaciones y evacuaba a unas 10.000 personas de las zonas de mayor riesgo de la capital, en su mayoría barrios pobres.

De no aceptar la evacuación voluntariamente, "lo harán por la fuerza... y para ello dispongo de 500 soldados y 200 policías", aseguró el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez.

En El Salvador, por su parte, las autoridades de emergencia evaluaban elevar el nivel de alerta. El presidente, Tony Saca, anunció un incremento en el nivel de alerta, así como evacuaciones preventivas en zonas de alto riesgo y la suspensión de clases el miércoles en escuelas y universidades públicas y privadas.

En Estados Unidos, el Departamento de Estado dijo que ha emplazado equipos de evaluación de desastres en los países afectados para evaluar los daños que pudiera ocasionar el huracán 'Félix' y movilizar ayuda humanitaria expeditivamente.