11 de septiembre de 2007

Clima.- Instituciones extremeñas colaboran en envío de medicamentos a Nicaragua para damnificados por el huracán 'Félix'

MÉRIDA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Diversas instituciones extremeñas colaboran en el envío de medicamentos a Nicaragua realizado por el Área Logística de Farmamundi y que está financiado, entre otras instituciones, por el fondo de Ayuda y Emergencia de Farmamundi (FAHE), para ayudar a los damnificados por el huracán 'Félix', ocurrido hace unas semanas.

Los miembros del FAHE de Farmamundi son en concreto, según informó dicho colectivo en una nota, la Junta de Extremadura, Caja de Badajoz y los ayuntamientos de Almendralejo, Castellar del Vallès, Matadepera, Sabadell, Sant Pere de Ribes, Terrassa, Viladecavalls, Vilafranca del Penedès, Esteve, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Madrid, Girona, Segovia, A Coruña, Pontevedra y Ourense, el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Cataluña, Laboratorios CINFA y Laboratorios Viñas.

El envío, financiado además por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), la Asociación por La Paz y el Desarrollo de Córdoba, el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya, y Apotecaris Solidaris (Gobierno Balear), está compuesto por dos kits completos IEHK'06 (Interagency Emergency Health Kit) con los que se atenderán 20.000 personas durante tres meses, un kit diarrea-cólera, dos kits pediátricos y 208 kits higiénicos.

La carga llegará mañana a Managua donde Acción Médica Cristiana, contraparte local de Farmamundi en proyectos de cooperación al desarrollo, se encargará de su distribución con el apoyo del equipo técnico que Farmamundi tiene en su sede nicaragüense.

Asimismo, desde el Área Logística Humanitaria de Farmamundi se ha suministrado a Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) otro kit completo IEHK'06, financiado por Apotecaris Solidaris (Gobierno balear), para poder trabajar en la zona afectada.

El paso del huracán ha afectado a más de treinta y cinco mil personas y ha destruido numerosas viviendas. Además, ha causado cuantiosos daños materiales en el tendido eléctrico, en líneas telefónicas y en el abastecimiento de agua. Las comunidades de La Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) han sido las más afectada con casi seis mil viviendas destruidas.