5 de septiembre de 2007

Clima.- Oxfam Internacional envía un equipo humanitario para evaluar los efectos del huracán Félix en Nicaragua

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) ha decidido desplazar a un equipo de personal humanitario desde la capital de Nicaragua a Puerto Cabezas y Waspam para evaluar los daños causados por el huracán Félix cuando las condiciones meteorológicas permitan el acceso al terreno por vía aérea.

Asimismo, un técnico en agua y saneamiento partirá mañana desde Barcelona a la zona afectada. "En Puerto Cabezas existe una extrema condición de vulnerabilidad, tanto de los albergues, como viviendas y servicios de electricidad y de agua", afirmó el responsable de Oxfam de acción humanitaria en Nicaragua, Germán Quezada.

"La perspectiva es que tengamos afectada entre un 30 y un 40% de la población que estaba en la ruta del huracán, es decir, en la región indígena de Wilwilí podemos tener una población de unas 12.000 personas, y en Waspam, de 4.000 a 5.000 personas, y luego, en las comunidades del litoral, 4.000 personas más. Así, hablaríamos de unas 20.000 personas afectadas directamente", añadió Quezada.

"En este momento, se sabe que en algunos barrios de Puerto Cabezas podría haber víctimas por elementos volando en el aire ya que los techos de algunas construcciones han salido despedidos por la acción del tremendo viento. Sabemos de embarcaciones en el mar que están perdidas y que se prevé la inundación de 14 comunidades del río Coco, que ya está comenzando a producirse. Estas personas han sido evacuadas hacia albergues en Waspam", añadió.

Detrás del huracán entrará en el país, en las próximas 48 horas, una tormenta tropical que amenaza con fuertes lluvias durante los próximos 12 días. Esto supone un riesgo elevado de contaminación de pozos por lo que el acceso a agua potable será uno de los principales problemas que enfrentarán las comunidades afectadas.

Oxfam Internacional ha decidido también autorizar el uso del fondo para respuesta inmediata en emergencias, que se destinará a comprar alimentos, kits de medicamentos y combustible para transporte de personas y bienes. Este fondo forma parte del programa de prevención de riesgos que OI desarrolla en Nicaragua desde 2006 con otras tres ONG locales.