13 de septiembre de 2007

Clima.- El PAM pide 17 millones de dólares para asistir a las víctimas del huracán Félix en Nicaragua

MANAGUA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Programa mundial de alimentos de Naciones Unidas (PAM) ha pedido con carácter urgente 17 millones de dólares (más de 12 millones de euros) para asistir las 100.000 víctimas que ha dejado el huracán Félix en su paso por el norte de Nicaragua.

"El número de personas afectadas sigue creciendo al mismo tiempo que llega información de las zonas más remotas de la región. Cuanta más información tenemos de esas zonas nos damos cuenta de la gran capacidad destructiva que ha tenido el huracán Félix", dijo el director regional del PAM, William Hart.

"No sólo han sido golpeados y arrasados pueblos a lo largo de la costa, también ha causado daños en lugares a 100 kilómetros de la costa". Los informes iniciales indicaron que de los alrededor de 10.000 hogares que habían sido afectados por el huracán de categoría cinco, el 80 por ciento fueron destrozados completamente.

Cerca de 5.200 pozos resultaron contaminados y 6.000 letrinas destrozadas. La diarrea se ha incrementado entre los niños y las fuertes lluvias están creando condiciones insalubres, lo que aumenta el riesgo de aparición de enfermedades, según el PAM.

El huracán Félix ha acabado con gran cantidad de árboles de coco, plátanos y mango, dejando a los habitantes sin los alimentos básicos para sobrevivir. Además se ha perdido la cosecha de arroz y otras cosechas vitales como resultado del agua salada.

La operación de emergencia del PAM distribuirá raciones de emergencia en los tres primeros meses, seguido de ayuda alimenticia para las actividades de rehabilitación. Esas actividades se extenderán en un periodo adicional que será detallado una vez que se precisen las necesidades de la región.

"Las víctimas de esta catástrofe son los más pobres y más vulnerables, no sólo de Nicaragua, sino de toda Latinoamérica", dijo Hart. "Hasta que llegue nuestro personal con ayuda, está claro que esta gente no tendrá nada. Todo está destrozado y sus vidas están en pedazos. Lo que estamos descubriendo mientras que visitamos las áreas más remotas es un grupo humano que es invisible para el resto del mundo, y que ahora más que nunca necesita la ayuda extranjera", añadió Hart.

Mientras, las operaciones de alimentos del PAM continúan. Durante la semana, dos barcos con 151 toneladas de comida (suficiente para 15.000 personas para 20 días) llegaron al puerto de Bilwi tras dos días de viaje por el rió Escondido. La comunicación por tierra con Bilwi ha sido cortada tras los destrozos del Félix.

Cerca de 14 toneladas de comida (suficiente para alimentar 1.550 personas durante 18 días) fueron transportadas por helicópteros de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos hasta la ciudad de Raiti, una de las más de 100 comunidades indigenas de la costa. Sin los helicópteros que han creado un puente aéreo en la zona, el viaje hubiera durado una semana.