4 de marzo de 2008

Clima.- Panamá acogerá una reunión de expertos sobre la coordinación del sistema de alertas contra tsunamis en el Caribe

CIUDAD DE PANAMA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tercera reunión del Grupo Intergubernamental de Coordinación del Sistema de Alerta contra los Tsunamis y otras Amenazas Costeras en el Caribe y Regiones Adyacentes tendrá lugar del 12 al 14 de marzo en el Centro de Capacitación Ascanio Arosemena de Ciudad de Panamá.

La reunión será inaugurada por Patricio Bernal, Subdirector General de la UNESCO y Secretario Ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental, en presencia de Paul Sanders, Director Ejecutivo de la Oficina de Prevención y Gestión de Catástrofes de Trinidad y Tobago, y de Fernando Solórzano, segundo vicepresidente de Panamá y Administrador de la Autoridad Marítima.

Esta reunión es el punto de partida para la creación de un sistema de intercambio recíproco de datos en tiempo real entre las principales redes de vigilancia de fenómenos sísmicos de la región, con vistas a sentar las bases de un sistema regional que se prevé estará en pleno funcionamiento en 2010, a más tardar.

Este sistema se encargará entonces de asumir la ejecución de los servicios que a va a prestar provisionalmente, entre tanto, el Centro de Alerta contra los Tsunamis del Pacífico. En el transcurso de la reunión se someterá a la aprobación de los participantes el plan de ejecución preparado por un grupo de expertos de los países miembros de la COI y la Secretaría de ésta.

Creada en 1960, la COI de la UNESCO estableció el primer sistema de alerta contra los tsunamis en el Pacífico en 1965. Después del maremoto que azotó las costas del Océano Índico en diciembre de 2004, se le asignó la misión de ayudar a los países ribereños de éste para que estableciesen un sistema de alerta rápida contra los tsunamis en toda esta región.

Paralelamente, la COI ha venido coordinando la creación de otros sistemas de alerta temprana en la región del Caribe y la del Atlántico Noroccidental y el Mediterráneo. El objetivo, a largo plazo, es lograr que la comunidad internacional disponga de un sistema eficaz de alerta rápida contra los tsunamis a escala mundial.

La región del Caribe, que cuenta con una población de unos 40 millones de personas, ha sido ya víctima de maremotos en el pasado. Las catástrofes que causaron más estragos fueron las provocadas por los tsunamis que azotaron las costas de las Islas de San Blas (Panamá) en 1882, las de Puerto Rico en 1918 y las de la República Dominicana en 1946.