10 de marzo de 2006

Colombia.- Absueltos los dos latin kings acusados de violar en Barcelona a una menor que pretendía entrar en la banda

BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia de Barcelona ha absuelto a los dos presuntos miembros de los Latin Kings acusados de violar hasta en tres ocasiones a una menor de edad que pretendía entrar en la banda juvenil. El Tribunal considera que la participación en los hechos de uno los procesados no ha quedado acreditada y que las relaciones sexuales que la joven mantuvo con el otro no fueron forzadas.

La fiscal pidió hasta 27 años de prisión para los dos acusados, William Geovanny E.V., de 24 años, y Xavier Alfredo S.S., de 20, ambos nacidos en Ecuador, por tres delitos de agresión sexual contra M.J.M.B., supuestamente cometidos entre septiembre de 2003 y enero de 2004. Los letrados encargados de la defensa, por su parte, solicitaron la absolución de los procesados.

Según declara probado la sentencia de la Sección Tercera, los hechos se remontan a finales del verano de 2003, cuando la víctima decidió ingresar en los Latin Kings, banda de la que formaban parte William Geovanny E.V. y un joven conocido como 'King Dady'.

La víctima, que declaró a puerta cerrada y en calidad de testigo protegido, explicó durante el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona que entró en la fase de observación de la banda en septiembre, tras pasar varias pruebas.

Según su versión, durante este período, el jefe de la banda le asignó un novio, el acusado William Geovanny, al que la menor conocía por ser amigo de sus hermanos. La joven explicó que en aquel momento le propinaron dos bofetadas y que una de ellas se la dio dicho procesado.

Durante su declaración, la víctima aseguró también que William Geovanny la obligó a mantener relaciones sexuales en dos ocasiones entre septiembre y diciembre de 2003, en Mollet del Vallès (Barcelona). Además, según la joven, 'King Dady', supuesto apodo de Xavier Alfredo S.S., la violó en un domicilio particular de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en enero de 2004.

La menor, que fue coronada 'Queen', se decidió a denunciar los hechos cuando los Latin Kings supuestamente la presionaron para que su hermana pequeña también entrara en la banda. La joven se dirigió entonces al psicopedagogo del centro donde estudiaba para relatarle las presuntas amenazas y agresiones sexuales y físicas que había padecido por parte del grupo.

EL RELATO DE LA VÍCTIMA NO FUE FIRME.

Durante el juicio, los dos acusados negaron los hechos que se les imputaban y aseguraron que no mantuvieron ninguna relación sexual con la joven. Según los procesados, no se conocían entre ellos y se vieron por primera vez en el juzgado.

En lo que respecta al procesado William Geovanny E.V., el Tribunal no pone en duda la existencia de las relaciones sexuales que mantuvo con la menor, pero no considera probado que éstas se llevasen a cabo utilizando la fuerza y la violencia por parte del procesado.

Según la sentencia de la Sección Tercera, es cierto que la víctima mencionó durante el juicio oral y ante el juzgado de instrucción que recibió dos bofetadas, una de ellas de William Geovanny, antes de mantener relaciones sexuales. Pero, no obstante, en su declaración ante los Mossos d'Esquadra no mencionó haber sido golpeada. En este sentido, el Tribunal cree que el relato de la víctima no mantiene la "firmeza" y "claridad" deseables.

"En definitiva, nos encontramos con tres versiones distintas, por lo que el empleo de fuerza o violencia no se estima acreditado", explica el Tribunal. Por otra parte, según la sentencia, la misma víctima "ha desligado en el tiempo las bofetadas con las relaciones sexuales denunciadas, respecto de las cuales es ambigua, pues manifiesta que no se sintió forzada y que siente un gran aprecio por William Geovanny".

NO HUBO INTIMIDACIÓN, SEGÚN EL TRIBUNAL.

La víctima también explicó durante el juicio que accedió a mantener relaciones con los acusados por temor a las represalias que el procesado o los otros 'latin kings' pudieran tomar contra ella o contra su familia si se negaba al acto sexual.

No obstante, la Sección Tercera considera que no existió una "intimidación concreta por parte del procesado" ni una "intimidación ambiental que anulara la voluntad de la menor".

"Del supuesto grupo que ejercería dicha presión --los 'latin kings'-- no ha quedado acreditado que formara parte William Geovanny, que ni siquiera figuraba en los archivos policiales como integrante de ningún grupo específico ni era conocido por apodo alguno referente a ningún tipo de agrupación juvenil", relata la sentencia.

ABSUELTO POR UN APODO.

En cuanto al otro presunto agresor, al que la víctima identificó como 'King Dady', la Audiencia de Barcelona entiende que no se ha demostrado que Xavier Alfredo S.S. responda a dicho apodo. Según la sentencia, "la víctima no conoce el verdadero nombre" de 'King Dady' y durante el juicio dudó acerca del reconocimiento fotográfico que realizó en su día para inculpar al acusado.

Así, el Tribunal considera que, "al no existir prueba alguna que acredite que el acusado responde al apodo con el que fue identificado por la víctima, debe ser absuelto de toda acusación realizada contra él".

Por todo ello, la Sección Tercera de la Audiencia de Barcelona ha absuelto a William Geovanny E.V., para el que la fiscal solicitaba 18 años de cárcel por dos delitos de agresión sexual, y a Xavier Alfredo S.S., para el que la acusación pública reclamó 9 años de prisión por un delito de agresión sexual.

La sentencia, además, deja sin efecto la orden de prohibición de acercarse a la víctima a una distancia de menos de 1.000 metros que el Juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona dictó contra los acusados el 12 de noviembre de 2004.