10 de abril de 2007

Colombia.- ACNUR urge a las autoridades a atender a los miles de desplazados en Nariño de las últimas dos semanas

NUEVA YORK, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas siguen abandonando sus hogares en la región de Nariño, en el sur de Colombia, para escapar de los combates entre el Gobierno y las fuerzas guerrilleras, donde sólo en las dos últimas semanas han sido detectados más de 6.000 desplazados, según denunció hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Ante esta situación, ACNUR ha hecho un llamamiento para que se protejan a los civiles y ha urgido a las autoridades a ofrecer asistencia a los afectados, según informó el portavoz de la agencia de Naciones Unidas, Ron Redmond, en un comunicado remitido a los medios de comunicación.

Las autoridades locales han abierto escuelas y otros edificios públicos para acoger a los nuevos desplazados, pero a pesar de estos esfuerzos junto con la Iglesia y las organizaciones internacionales, ya hay falta de agua potable y suministros médicos básicos. En El Charco, una de cada 30 personas de los recién llegados tiene colchón.

"El conflicto en Nariño ha sido intenso en los últimos años, y ACNUR está extremadamente preocupado porque un elevado número de civiles siguen sufriendo. Enviaremos una misión está semana a las zonas más afectadas", indicó Redmond, que advirtió que la sola presencia de los organismos humanitarios no es suficiente.

Cerca de 3.000 desplazados están en El Charco aunque las cifras están cambiando constantemente. A pesar de que las condiciones de seguridad son inciertas, centenares de familias han vuelto a sus casas, mientras otras 300 familias han huido denunciando que otros cientos se encuentran atrapados por los combates.

ACNUR está extremadamente preocupado por la seguridad tanto de los que se han visto obligados a desplazarse como los que han optado por regresar a sus hogares ya que las condiciones siguen "deteriorándose" en el resto de la región, donde se ha detectado el surgimiento de nuevos grupos armados irregulares.

Colombia tiene los niveles de desplazamiento más preocupantes del mundo, con cerca de tres millones de desplazados en los últimos 40 años por los enfrentamientos entre el Ejército, la guerrilla y los grupos paramilitares, denunció ACNUR, que recuerda que el 8 por ciento de los 40 millones de colombianos viven esta situación.