31 de agosto de 2013

Colombia.- Alrededor de 200 atracos se han realizado en los autobuses públicos de Bogotá

BOGOTÁ, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La criminalidad continúa haciendo de las suyas en Bogotá, donde la policía ha establecido que de los casi 500 robos a pasajeros reportados en lo que va del año en autobuses de transporte público colectivo y en articulados y los alimentadores de TransMilenio, la Policía ha establecido que 192 se dieron mediante la modalidad de atraco.

Estos atracos fueron realizados bajo la intimidación de las víctimas, las cuales fueron encañonadas con armas de fuego o cuchillos dentro de los automotores. La cifra oficial es bastante alta, según la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN), no obstante señala que es menor que la del mismo período del año pasado, cuando iban 274 atracos.

En cuanto al 'cosquilleo', que es la modalidad en la que el delincuente roba sin que su víctima se dé cuenta, se contabilizan este año 155 episodios en buses urbanos y 62 en TransMilenio. Igualmente, el 'raponazo', en el que los ladrones les arrebatan las pertenencias a los pasajeros con violencia, pero sin armas, figura en 19 denuncias.

El balance general de robos en este año señala que se han denunciado 497 casos (en el 2012 iban 528), de los cuales 414 tuvieron lugar en los vehículos de transporte público y 83, en el sistema de buses articulados y alimentadores. Las estadísticas también revelan que Chapinero es la localidad más afectada, con una participación del 20 por ciento, lo que quiere decir que uno de cada cinco hurtos se presenta en esta zona.

"Los celulares siguen siendo los elementos más apetecidos por los delincuentes dedicados a cazar víctimas dentro de los buses. Se siguen viendo hurtos de billeteras, joyas, relojes y otros elementos de valor, pero a menor escala", sostiene un investigador de la Sijín, según informa el diario colombiano 'El Tiempo'.

Pese a todas las denuncias que reposan en la Policía y la Fiscalía, las actividades operativas en el 2013 dan cuenta de apenas nueve capturas, dos de estas en TransMilenio. Las demás detenciones que han hecho los uniformados han terminado con la libertad de los responsables por parte de la Fiscalía o los jueces de la República.