17 de abril de 2006

Colombia.- Aumentan a 26 las víctimas de la avalancha del miércoles en el Valle del Cauca

BOGOTA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los organismos de socorro colombianos rescataron en las últimas horas nuevos cadáveres tras la avalancha registrada el miércoles pasado en la 'Vía al mar', departamento del Valle del Cauca, lo que eleva a 26 el número de víctimas mientras que los desaparecidos siguen creciendo.

El gobernador del Valle del Cauca, Angelino Garzón, confirmó que fueron hallados cuatro de los ocho soldados que habían desaparecido. "Lastimosamente encontramos esos cuatro cuerpos sin vida, al parecer estaban tratando de apoyar las labores de rescate de las personas afectadas por los derrumbes", señaló.

Asimismo, el gobernador Garzón explicó que de las 36 personas heridas, sólo cuatro se encuentran en hospitales de la zona. En este punto, aseguró que el balance es preocupante porque la situación de los damnificados es "muy grave", ya que muchos de ellos perdieron sus casas y sus negocios.

"Vamos a darles un subsidio de arriendo y les vamos a ayudar a construir sus casas. El Gobierno nacional se comprometió a atender con créditos blandos a las personas que perdieron sus negocios. Ni un solo damnificado se va a quedar sin nuestra ayuda", aseguró Garzón a la emisora local 'RCN'.

Por último, el gobernador puntualizo que son 15 los derrumbes que se registraron en la carretera que une Cali con Buenaventura, y aunque funcionarios del INVIAS han trabajado las 24 horas es muy difícil saber en que momento se puede restablecer el paso.

El obispo de Buenaventura, Héctor Esparza, será el encargado de coordinar el manejo y distribución de la ayuda para atender a los damnificados. "Vamos a abrir este lunes una cuenta nacional a nombre del Fondo de Desastres de la Presidencia para apoyar la reconstrucción de la escuelita, y del puesto de salud", indicó.

En su visita al lugar de la tragedia, el presidente Alvaro Uribe, explicó que tiene previsto un "plan de acción" que comprende la asistencia a las víctimas y también el restablecimiento del tráfico por la carretera de 120 kilómetros que une a Cali con Buenaventura, puerto que mueve más del 50 por ciento de las cargas colombianas.

"Vamos a hacer todos los esfuerzos que haya que hacer, y estamos organizando una respuesta que Dios quiera sea la más efectiva para posible frente a esta tragedia", declaró el presidente, quien se desplazó a la zona del desastre cuando las entidades de socorro y los organismos de seguridad avanzaban en la tercera jornada de rescate.