22 de septiembre de 2014

Los ciudadanos de Bogotá logran la detención de 45 delincuentes al día en seis meses

BOGOTÁ, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los ciudadanos de Bogotá reaccionan cada vez más ante los delitos que presencian, según ha informado este fin de semana el Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (CEACSC), que ha asegurado que los ciudadanos han apresado a 8.101 delincuentes entre los meses de enero y junio de este año, es decir, 45 al día.

   Estas cifras son, para el portavoz y director del CEACSC, Rubén Darío Ramírez, la prueba de que "hay más cultura democrática y empieza a retomarse una actitud de corresponsabilidad en la seguridad, sin llegar al linchamiento, como sucede en Perú o Bolivia".

   El experto en seguridad Hugo Acero, opina, por el contrario, que estas cifras son fruto de un posible resultado de una suma de delitos. "De ser cierta, llama la atención porque sería el comienzo de un cambio de comportamiento ciudadano", ha apuntado, según informa el diario 'El Tiempo'.

   Según ha detallado el CEACSC, estas detenciones, favorecidas por el actual Código de Procedimiento Penal y por la Ley de Seguridad Ciudadana, se realizan a través del Número Único del Servicio de Emergencias (NUSE), con el que los ciudadanos pueden contactar para pedir a la Policía que acuda al lugar a proceder al arresto legal.

"FALTA DE CULTURA CIUDADANA"

   Pese a que según asegura el comandante de la Policía Metropolitana, Humberto Guatibonza, estas llamadas son la "muestra del trabajo articulado de la ciudadanía y la confianza en la Policía", la investigadora y antropóloga de la Universidad de la Sabana Alejandra Fierro asegura que en el país existe una falta de solidaridad que es fruto de la falta de cultura ciudadana, que ya no es prioridad en Bogotá.

   Sin embargo, Fierro también destaca que estos resultados demuestran que parece que "se está dando un agotamiento social" de cara a la "inseguridad y la violencia". Esto está provocando la "necesidad de reaccionar", ha asegurado.

   Estos cambios en el comportamiento social se empezaron a notar en 2011, en una retrospectiva que demostraba que la indiferencia ciudadana había descendido en once puntos desde 2008 hasta llegar a los siete en el año de comparativa.

LAS CIFRAS

   Según detalla el informe, las zonas de Bogotá en las que más delincuentes han sido detenidos en el primer semestre de este año son Kennedy, con un 10,9 por ciento; seguido por Engativá, con un 8,5 por ciento; Santa Fe, con un 8,4 por ciento; Suba, con un 7,7 por ciento; los Mártires, con un 7,2 por ciento, y Bosa, con un 5,9 por ciento.

   Asimismo, estas denuncias aumentan sobre todo en la noche de los jueves, viernes y miércoles, con un 16,7 por ciento, 15,5 por ciento y un 15,1 por ciento, respectivamente.

   Centrado el estudio en los casos en los que la Policía se personó tras la llamada en el lugar del incidente, el 74 por ciento de 190 llamadas al CEACSC fueron atendidas, frente al 15 por ciento de los delincuentes que quedaron libres por la no aparición de los agentes policiales.

   Estos índices cambian, sin embargo, en según qué localidades, en las que hasta en el 43 por ciento de las ocasiones, la Policía no acudió a legalizar la detención, como en San Cristóbal, seguido de Ciudad Bolívar (40 por ciento) o Santa Fe (36 por ciento).

   Finalmente, de los casos atendidos, tres de cada diez detenidos fueron posteriormente liberados por las autoridades y las víctimas han corroborado haberles visto por las mismas zonas de los hechos. Este hecho viene motivado por la minoría de edad de los delincuentes, así como por la ausencia de denuncia de la víctima o por el escaso valor del botín, que no amortiza los gastos de las gestiones legales que genera cada caso.