14 de marzo de 2007

Colombia.- Colombia es el segundo país del mundo con más desplazados internos, que ya suman tres millones, según la ONU

BOGOTÁ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El número de desplazados en Colombia, tanto dentro como fuera del país, asciende ya a tres millones y medio y va en aumento, según afirmó en Quito el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, quien añadió además que se trata del segundo país del mundo con más desplazados internos.

Durante una visita a Ecuador, señaló que "en términos cuantitativos el número de desplazados es mayor hoy que hace un año" debido a la violencia, y precisó que dentro de Colombia, los desplazados internos se aproximan a tres millones; mientras que en Ecuador hay unos 250.000 colombianos con necesidades de protección internacional, y entre Venezuela, Panamá y Costa Rica hay otros 250.000.

Pese a estas cifras, que sitúan a Colombia como el segundo país del mundo con mayor número de desplazados internos después de Sudán, Guterres reconoció que "ésta es una crisis un poco olvidada", según informa la emisora colombiana 'RCN'.

"Creo que es importante --agregó-- hacer un trabajo de información, de movilización de la opinión pública a nivel internacional, porque es una situación humanitaria muy compleja, con mucha gente que está sufriendo y necesita de apoyo".

Al término de su visita a Ecuador, donde se ha entrevistado con el presidente del país, Rafael Correa, y otras autoridades, además de viajar a dos pueblos de la frontera con Colombia, Guterres rindió homenaje a estas poblaciones ecuatorianas por su actitud "generosa y solidaria" al compartir con los colombianos "sus escasos recursos".

En este momento, Ecuador es el país que más desplazados acoge en Sudamérica, pero Guterres indicó que "la comunidad internacional tiene que asumir su responsabilidad, pues no es posible pedir al pueblo ecuatoriano, con todas las dificultades y los problemas de desarrollo que tiene, que haga todo ese esfuerzo sin ayuda".

APOYO A ECUADOR

Por este motivo, el ex primer ministro portugués y actual Comisionado de la ONU se reunió con 15 embajadores en Quito para hacer una petición firme "a la comunidad internacional de que apoye a Ecuador como forma de apoyar a los refugiados colombianos".

Concretamente, indicó que la comunidad internacional debe apoyar el plan de "desarrollo, paz y justicia para la zona de frontera" planteado por el presidente Correa. "No solamente es un instrumento relevante para la protección de los refugiados, sino también un instrumento de justicia para las comunidades de Ecuador, en un área pobre y aislada del país, que hace un esfuerzo admirable y necesitan soluciones a sus problemas de empleo, salud, educación y otras cuestiones sociales", añadió.

Sobre los motivos del desplazamiento de poblaciones en Colombia, indicó que los principales son "los conflictos y situaciones de violencia", aunque admitió que "en muchas situaciones en el mundo, problemas de fumigación también son factores de desplazamiento".

Quito ha denunciado que las fumigaciones aéreas de plantaciones ilegales de coca con el herbicida glifosato que lleva a cabo Colombia en su territorio de la zona fronteriza llegan a Ecuador, donde causan graves daños a personas, animales y plantas, por lo que ha exigido a Bogotá que las detenga. Sin embargo, el Gobierno colombiano las considera inocuas.